Anuncios
Última hora

“Ojalá nunca hubiese ganado el Tour de Francia”

Banner vinos

“Nadie sabe lo que sufrí en aquel Tour de Francia”, explicaba Roger Walkowiak en una entrevista 40 años después de su sorprendente victoria en el Tour de Francia. Y es que la historia de Walkowiak no es la historia de una victoria feliz, es el relato del triunfo más amargo de los anales de la Grande Boucle.

Nacido en la localidad francesa de Montluçon, Roger Walkowiak no tuvo una infancia fácil. De familia humilde, no pudo ir a la escuela como los demás niños de la ciudad y desde muy pequeñito empezó a trabajar en una metalurgia del centro de Francia. El poco tiempo libre del que podía disfrutar lo invertía en ciclismo, su verdadera pasión. Nunca destacó en el pelotón amateur, ni siquiera consiguió victorias importantes, pero su disciplina y solidaridad hicieron que Gitane-Hutchinson se fijará en él como gregario de sus líderes. Roger ya había conseguido uno de sus sueños, ser ciclista profesional.

Sin victorias importantes, en 1956 Roger Walkowiak consigue, gracias a un golpe de suerte, poder participar en el Tour de Francia con su nuevo equipo Nord-Est-Centre. Un Tour atípico y sin ningún claro favorito. Gino Bartali y Kübler se habían retirado la temporada anterior, Louis Bobet causaba baja debido a una infección de garganta, Jean Robic se vio involucrado en un accidente de tráfico semanas antes al inicio del Tour y  Raphäel Germiniani – líder de Walkowiak – se estaba aún recuperando de una operación de menisco. Sin duda, era una oportunidad única para corredores de segunda fila.

Bahamontes, Adriaensens o Charly Gaul partían como favoritos a suceder a Bobet como rey de París, pero la imposibilidad de los equipos de controlar la carrera provocó que las escapadas tuvieran un papel principal en la carrera francesa. Fue en la séptima etapa del Tour de Francia cuando una masiva fuga de 30 corredores, entre los que se encontraba Walkowiak, llegaría a meta con una ventaja de 18 minutos respecto al pelotón. Roger se vestiría de amarillo de forma inesperada.Tanto había soñado con vestir el maillot de lider del Tour de Francia que al llegar a meta abrazó con los ojos llorosos a un periodista mientras intentaba responder a la pregunta que le hacían. Solamente pudo balbucear “Es increíble, es increíble”.

Fue tan sorprendente que un gregario consiguiese el maillot de líder, que hasta el director del equipo de Walkowiak le aconsejó no intentar defender el liderato, sino que se centrase en llevar en volandas a su líder Germiniani. Por una vez en su vida, Roger dejó su disciplina a un lado, desobedeció a su director de equipo e intentaría aguantar la renta que tenía en los Pirineos.  Lo que no sabía el francés es que el belga Adriaensens se exhibiría en las primeras etapas de montaña y se adjudicaría el maillot amarillo. Parecía que nadie podría toser a Adriaensens, salvo una intoxicación alimenticia. La suerte volvería estar de lado del francés y una ingestión provocó que Adriaensens tuviera que abandonar la Grande Boucle, el maillot caería en manos del holandés Wagtmans.

Volvía el llano y las escapadas. Como ocurriese en la séptima etapa del Tour de Francia, una masiva fuga pondría patas arriba la carrera. El líder Wagtmans junto con Walkowiak cruzarían la meta con una amplia ventaja respecto al pelotón, colocando a Roger en segunda posición. Aún quedaba la etapa reina. Al día siguiente Charly Gaul, uno de los favoritos a la victoria final, se mostraría muy agresivo desde el principio de la jornada. El luxemburgués ganaría la etapa y aventajaría en más de 10 minutos a Wagtmans perdiendo así el liderato en favor de Walkowiak, que con mucho esfuerzo pudo mantener la renta de 18 minutos que tenía de la primera escapada.

A falta de cuatro etapas para llegar a París, cuatro minutos separaban a Roger de Bauvin. Lo que parecía imposible en la séptima etapa del Tour, estaba muy cerca de suceder, Walkowiak tendría que aguantar cuatro días más con el maillot para alzarse con el Tour de Francia. Bauvin no se lo puso nada fácil y día a día le fue recortando distancias hasta llegar a la última etapa con minuto y medio de ventaja. Walkowiak tendría que defender esa renta en la 21ª jornada de la Grande Boucle, que casualmente empezaba en Montluçon, localidad donde nació y se crió el pequeño Roger.

Walkowiak había conseguido la hazaña de alzarse con la victoria en el Tour de Francia y el francés entraba en París victorioso tras el sufrimiento de los últimos días. Lo que no sabía Roger era que su victoria sería desprestigiada e in54535.3cluso abucheada por el público parisino. Sus rivales envidiosos porque un gregario les había arrebatado la victoria le ignoraron y menospreciaron, la prensa se burlaba de él ha
sta el punto de acuñar el término de “ganar a los Walkowiak”, y el director del Tour de Francia, Jacques Goddet, dijo que “los aplausos parecían una lamentación”.

Esto provocó que el joven Walkowiak entrase en un proceso depresivo del que nunca se recuperó del todo. Corrió durante cuatro año más, pero el ciclismo le recordaba a ese mal sabor de boca que le dejó su victoria en el Tour de Francia, por lo que se retiró a los 33 años. Montó un bar en su ciudad natal, pero al poco tiempo de abrirlo lo cerró porque sus clientes querían que les hablase de aquel Tour de Francia – una losa que aún hoy en día le pesa – . Tan duro fue el golpe que se alejó de la vida pública durante 40 años, hasta que en una entrevista con un periódico francés reconocía desear no haber corrido aquel Tour de Francia nunca. “Nunca hablo de aquel Tour, ni siquiera con mi mujer. Nadie sabe cuánto sufrí. Ojalá nunca hubiese ganado aquel Tour”.

Anuncios
Acerca de Alejandro Rodrigo Rodríguez (864 Artículos)
Creador y director de demarrajeweb.com / Estudiante de cuarto curso de Periodismo y Comunicación Audiovisual / Community Manager / Amante del ciclismo /

3 Comentarios en “Ojalá nunca hubiese ganado el Tour de Francia”

  1. ESKE ASI TIENEKESER ELKETIENECONKE KELOAGA Y LODEMUESTRE …….KENO SELLEBE TROFEOS ACAUSA DESUDOR DEOTROS O DESUS GRGARIOS COMOSEDISE ENELSICLISMO UN ABRASO Y FELISITASIONES PORESTE CAMPEON KELALUCHO Y SUFRIO PORKERER LOSUYO Y LOKEANELO CONSGUIR Y LOISO POSIBLE

    Me gusta

  2. Alhazar moralez // 16 mayo, 2016 en 5:54 am // Responder

    Yo celebraría orgulloso de malas los q no pudieron ganarle así no fueran los mejores pero les gano luchando no creo q le hayan dejado llegar a la meta sin esfuerzo q importa el q gana es el q llega primero así q felicitaciones si dan papaya hay q aprovechar

    Me gusta

  3. Jaime , aprende a escribir , analfabeto de los cojones

    Me gusta

1 Trackback / Pingback

  1. ¿Cuál ha sido el momento del año para ti?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: