Anuncios
Noticia

Groenewegen se lleva una etapa loca

Anuncios

La París-Niza 2019 arrancó con una etapa muy divertida. El viento fue causante de que se realizaran diversos cortes y todos los corredores tuvieron que estar alerta en todo momento. Se esperaba que llegaría el sprint pero costo y mucho llegar. El más fuerte, fue Dylan Groenewegen (Team Jumbo-Visma) que se impuso a un peligroso Caleb Ewan que estuvo a punto de remontarle. En tercer lugar, llegó Jakobsen. A sus 25 años, es su decimoséptima victoria como profesional.

La alteración fue protagonista ya que por todos los lados entró mucho viento. Hubo muchos cortes y en el desenlace, Marc Soler (Movistar Team) se vio en uno de ellos para perder finalmente más de un minuto de cara a la clasificación general. Unos 60 corredores fueron los que quedaron en cabeza con el Team Sky manteniendo el ritmo con Luke Rowe en su salsa aunque Kwiatkowski y Bernal, también dieron la cara.

En el penúltimo sprint intermedio, Luis León Sánchez se lo llevó por delante de los dos hombres de Sky citados antes. El ritmo era muy alto y los de atrás pese a que estuvieron muy cerca, no pudieron entrar en el grupo de favoritos. Por tanto, a falta de tres kilómetros volvía a haber una meta volante y en esta ocasión fue Kwiatkowski quién se lo llevó imponiéndose al español. Es decir, quedaron igualados a cinco puntos en la clasificación además de las bonificaciones de cara a la clasificación general.

El sprint estaba lanzado, los tándem que querían entrar en la lucha no querían perder posiciones y finalmente, el joven holandés fue quién se impuso por segundo año en la ronda gala. Mañana, entre Les Breviares y Bellegarde deberán de afrontar una etapa de 163,5 km.

Anuncios
Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: