Anuncios

Vuelta a España por Asturias

Anuncios

El mejor análisis de las tres etapas de la Vuelta a España que pasarán por Asturias

Angliru

Asturias cerrará la última semana de la Vuelta a España del 2017, con una primera jornada para organizar escapadas, aprovechando la más que probable relajación del pelotón, habida cuenta de la dureza de la anterior jornada en los Machucos y la tremenda dureza de la siguiente con el Angliru.

La etapa comienza en el Parque Natural de Redes, en el concejo de Caso. Superada la localidad de Cabañaquinta se presenta el primer puerto del día, el Alto de la Colladona,  de primera categoría, con un desnivel a salvar de 540 metros y una pendiente media de 4,65% y que muy seguro dará pie a intentar una fuga larga, aprovechando las exigentes pendientes del 8% de desnivel.

El Alto de San Emiliano, cuenta con un desnivel positivo de 297 metros y una pendiente media de 5,73%. Es el primer alto de tercera categoría de los tres que tiene la etapa y dará pie a nuevos demarrajes, en sus rampas de hasta el 14%.

El Alto de la Falla los Lobos, es un clásico tanto en etapas de la Vuelta a España como en la Vuelta Asturias, sus rampas no superan el 9% de pendiente y servirá como transición para afrontar la última dificultad del día, ya cerca de Gijón.

La buena carretera entre Nava y Pola de Siero le puede permitir al pelotón recuperar tiempo con respecto a posibles escapados y garantizar la llegada al sprint en Gijón, que dependerá de las fuerzas con las que todos lleguen a San Martín de Huerces, tres kilómetros de recorrido con pendientes de hasta el 18%.Será la última oportunidad para la escapada con posibilidad de éxito. Superado el Alto de San Martín de Huerces, la llegada a Gijón será muy rápida y por tanto con muchas opciones para disputar el sprint.

Para la segunda jornada asturiana, la salida se efectuará desde el concejo de Corvera de Asturias, el paso por el Alto de la Reigada apenas reviste dificultad, muy buena carretera y poco exigente en esfuerzo, a lo sumo alguien tratará de organizar desde ese punto la escapada del día y en el caso de los equipos con aspiraciones de triunfo en Madrid se dedicarán a controlar la carrera.

A partir del concejo de Quirós la etapa será un calco de la primera ascensión al Angliru el 12 de septiembre de 1999 y como anticipo a la dureza de subir el Angliru, los ciclistas habrán de encarar el ascenso del puerto de La Cobertoria, desde la localidad de Bárzana, es este un puerto durísimo, donde no encuentras la comodidad sobre la bicicleta, hará años el firme de la carretera influía en el éxito o fracaso de la etapa, e incluso en 1993 supuso un giro de manillar en el resultado final de la Vuelta a España. Pero hoy en día la carretera es nueva, se han mejorado las curvas y sólo la dureza de sus rampas y su temible bajada sirvan para distanciar a los que más arriesguen de los adversarios más conservadores.

Igualmente la presencia como segundo plato de la jornada del Alto del Cordal, con una pendiente media del 9%, quebrantará la fuerza y el ánimo de la mayoría de ciclistas. Sólo aquellos que hayan reservado fuerzas podrán encarar con solvencia el esfuerzo final de ascender el Angliru, destino final.

La elección del Angliru para la Vuelta a España se remonta al año 1997, cuando el langreano Miguel Prieto Randino, por entonces director de comunicación del equipo ONCE, remite una carta al Presidente de Unipublic, Enrique Franco y al director técnico de la Vuelta, Alberto Gadea, proponiendo una llegada de etapa en el Angliru, justificando la misma “con el fin de enriquecer el prestigio de nuestra carrera ciclista así como elevar sensiblemente la calidad del espectáculo y el interés de los espectadores”

Por aquel entonces, el ascenso al Angliru o Gamonal, se hacía por un camino ganadero más, de la Asturias rural, apenas referenciado en el mapa de carreteras y únicamente transitado por ganaderos, con 12 kilómetros de longitud, 1200 metros de desnivel y una pendiente media superior al 10 %. La particularidad del puerto era la relación de pendientes en sus últimos siete kilómetros de ascenso, con rampas de 20%, 18%, 17% e incluso un 23,5% por lo que a juicio de Miguel Prieto, “la Gamonal podría equipararse e incluso, sin exagerar superar al Mortirolo italiano”.

Tras la carta, llegaron las visitas de ciclistas consagrados, aficionados y periodistas, siempre todos bien acompañados por el alcalde y concejal de deportes de Riosa.

Chaba Jiménez, con peña en Riosa, fue de los primeros en subirlo y de su dureza supo el por entonces rey de la montaña, que a medio puerto, tuvo que pedir prestada una rueda con más desarrollo. Juntos subieron los primeros asturianos Coque Uría y Chechu Rubiera. Perico Delgado, acabada la subida, se preguntaba de dónde los asturianos nos habíamos sacado aquella montaña. El Angliru hacía honor a su dureza con la “Cueña les Cabres” y dejaba fascinados a dos campeones como Tommy Rominger y Bahamontes. Todos coincidían en el grado de dureza.

LLegó el día, un 12 de septiembre de 1999, Asturias recibió a la Vuelta a España, por tradición, con “orbayo” y niebla, en el ascenso hasta las motos quemaban los embragues y algún que otro coche de la organización se quedaba tirado, entre una afición enfervorecida con banderas de Asturias, que festejaba el triunfo, por una diferencia muy ajustada con Tonkov, del “ChabaJiménez.

El próximo 9 de septiembre, quizás repitamos “orbayo” y embragues quemados, lo que es seguro que el Angliru, pasará  nuevamente a formar parte de la leyenda del ciclismo con otro nuevo ganador.

 

Anuncios
Anuncios
About Jesús Fernández (16 Articles)

Redacción Asturias

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: