Advertisements

El andaluz David Martín impone su punta de velocidad en la primera jornada del Memorial Sanroma

Segunda jornada de competición, segunda victoria para la estructura sub23 de la Fundación Alberto Contador en un dulce arranque de campaña.

Kometa 230220

El sevillano David Martín estrenó su palmarés del año al imponer su punta de velocidad en la primera jornada del Memorial Sanroma, un sprint en el que batió al murciano Miguel Ángel Ballesteros (Caja Rural-Seguros RGA) y al cordobés Adrián Cobos (Team Extremadura), mientras que su compañero Álex Martín firmaba la sexta plaza.

Martín materializaba así el gran trabajo desplegado por sus compañeros, con otros cuatro corredores del Kometa-Xstra presentes en un grupo de doce unidades que se formó en los últimos compases de esta primera jornada en tierras castellano-manchegas. Un primer movimiento de siete ciclistas, con Joan Martí Bennassar, Álex Martín y David Martín, creció hasta las doce unidades con la llegada desde atrás de un quinteto donde rodaban Fernando Tercero y Mario Vilches. Un aporte de fuerzas que le hizo un gran trabajo a Martín mientras por atrás Aluminios Cortizo y Froiz trataban de acabar con unas diferencias mínimas.

Saltó Jonny y Álex, los vi que empezaban a coger tiempo y salté yo por detrás. Nos cogieron unos pocos a continuación. Llegamos a meta cinco corredores del equipo e hicieron un trabajo perfecto para que yo solamente esprintara”, se felicita Martín.

Rafa Díaz Justo, director del Kometa-Xstra Cycling Team: “Queda muy bonito, dos de dos, pero hay que tener los pies en el suelo porque esta categoría es muy complicada y también hace falta esa chispa de suerte. Hoy la tuvimos y nos salió bastante bien la carrera. La jornada ha ido muy, muy rápida, con muchos ataques, pero también de alguna forma autocontrolada por el hecho de ir tan rápida. Al final de carrera hemos movido un poco, en una fuga de siete ciclistas teníamos a tres y en otra posterior de cinco llevábamos otros dos; al final se hizo un cocktail de doce ciclistas donde se encontraban dos corredores peligrosos para un sprint como Ballesteros y Montenegro. Pero el equipo trabajó muy bien y David demostró que es un ciclista muy rápido, con muchas posibilidades de ganar. Ahora, de cara al domingo, queda un día duro que se hará mucho más duro aún. David está en forma, pero el terreno es complicado”.

Efectivamente, este domingo concluye el Memorial Sanroma con una etapa en línea de 145 kilómetros que en su mitad presenta la ascensión al alto de Hortezuelas, la gran dificultad orográfica de la prueba, y a lo largo de su trazado cuenta con varios repechos en los que el más que presumible alto ritmo puede hacer de las suyas.

Fuente: Kometa-Xstra.

Advertisements
Advertisements

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: