Advertisements

Arnau Gilabert, ganador de la Vuelta al Besaya tras una ofensiva colectiva en la etapa final

En la etapa reina, un revolución. En Brenes, el gran puerto de la Vuelta al Besaya, el trampolín hacia lo más alto. El barcelonés Arnau Gilabert se impuso en la general final de la Vuelta Ciclista al Besaya 2020 después de recuperar en la última etapa su desventaja de 2:36 con respecto al liderato del alicantino Juan Ayuso. La victoria de Gilabert se cimentó en una gran ofensiva colectiva inicial del Kometa-Xstra Cycling Team y se alió con la mala fortuna del líder. Con la ofensiva también llegaron hasta tres clasificaciones secundarias finales: equipos, metas volantes y montaña.

Hasta cinco corredores del equipo dirigido por Guillermo Gutiérrez cogieron un temprano corte de diecisiete unidades que se conformó muy pronto también inspirado por corredores del MMR. Un grupo donde no estaba el líder tras sufrir una avería mecánica, problemas con su cambio que le llevaron a cambiar varias veces de bicicleta. Pedro Beneit, Francesc Bennassar, Alejandro Luna y José Luis Medina acompañaban a Arnau Gilabert en esa ofensiva, vaciándose para abrir hueco. Ese grupo cabecero amasaría casi dos minutos sobre un primer grupo donde rodaba Jorge Gutiérrez, con el hasta este domingo líder viajando a más de cinco minutos.

El paso por la Collada de Brenes Brenes dejó en cabeza a cinco corredores, Enekoitz Azparren, Daniel Cavia y por parte de la Fundación José Luis Medina, Alejandro Luna y Arnau Gilabert. Un quinteto que rodaba con más de dos minutos y medio sobre el siguiente grupo, al que se acercaba desde atrás Juan Ayuso. En Cieza, la última dificultad orográfica de la prueba y con su cima a menos de quince kilómetros para la meta, se marcharon Gilabert y Azparren. El vasco colaboró intensamente con el catalán para mantener unas diferencias que en ese momento indicaban que Juan Ayuso venía a menos de cuatro minutos. En la llegada, en un error que admitiría el propio corredor, Gilabert esprintó y se llevó la victoria.

“Esta Vuelta al Besaya era un objetivo desde comienzos del año. Unos días salen las cosas bien, otros mal. Ayer fue de los segundos. Pero hasta la última línea de meta todo es posible. Hoy se dieron las circunstancias. Es la mayor victoria de mi vida y la verdad es que no puedo decir nada. Quiero darle las gracias a todo el equipo, sin ellos no hubiera sido posible lograr esto. También me gustaría dedicárselo a mi abuelo, que nos dejó a principios de año”, explicaba Gilabert. El barcelonés también se mostró disgustado por la victoria parcial: “Me gustaría pedirle perdón a Azparren. Habíamos hablado, hizo un gran trabajo. Por un mal entendido por la emisora esprinté. Yo iba a por la vuelta, no a por la etapa. Quiero pedirle perdón. Esta victoria era suya”.

El triunfo de Arnau Gilabert en la general de la Vuelta al Besaya supone la tercera victoria consecutiva para el equipo juvenil de la Fundación en la prueba cántabra después de los concretados por Álex Martín (2018) y Carlos Rodríguez (2019).

Guillermo Gutiérrez, director del Kometa-Xstra Cycling Team: “Habíamos previsto arrancar de salida y meter dos o tres corredores en la fuga para hacer el trabajo delante. Al final se formó una fuga de quince ciclistas, con cinco de nuestros corredores, y ahí estuvo la carrera al final con las circunstancias que se dieron. Francesc Bennassar y Pedro Beneit, con los corredores del MMR, han hecho un gran trabajo hasta el pie de la Collada de Brenes”.

Advertisements
Advertisements

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: