Advertisements

CRÓNICA | ‘Pocket rocket’ tuvo que sacar la foto finish de su ‘bolsillo’

Foto: A.S.O./Alex Broadway

Caleb Ewan venció por centímetros en un final muy apretado con Peter Sagan, Sam Bennett y Wout Van Aert.

A las 13:44 arrancaba la undécima etapa del Tour de Francia 2020. Mathieu Ladagnous del equipo Groupama-FDJ iba a lanzar el primer ataque de una jornada prácticamente llana. El ciclista francés se iba a marchar en solitario con el permiso del pelotón llegando a alcanzar los cinco minutos de ventaja.

En el momento en que la cabeza de carrera alcanzaba esos cinco minutos en el pelotón tomaba el mando Tim Declercq. Apenas unos minutos después, en torno al kilómetro veinte, Oliver Naesen (Ag2r La Mondiale), Stefan Küng (Groupama-FDJ), Jasper Stuyven (Trek-Segafredo), Lukas Pöstlberger (Bora-Hansgrohe), Michael Gogl (NTT Pro Cycling) y Tom van Asbroeck (Israel Start-Up Nation) saltaban desde el pelotón. Este sexteto de corredores enmascaraba cierto peligro para los sprinters y Deceuninck-Quick Step volvía a tomar el mando del pelotón hasta neutralizarles. Estos movimientos provocaron que la diferencia con el ciclista cabeza de carrera se redujera hasta los tres minutos.

Con esta situación de carrera el siguiente punto de interés iba a ser el sprint intermedio con la pelea por el maillot verde. Sam Bennett y Deceuninck ganaron la partida a un Peter Sagan que fue cuarto después del segundo puesto de Sam Bennett. Por su parte, el ciclista cabeza de carrera, Matieu Ladagnous, era cazado a falta de 43 kilómetros para meta.

A treinta kilómetros para el final, con el paso por Lavausseau, a pesar de que el pelotón rodaba tranquilo se produjo una caída donde el más perjudicado fue Ion Izaguirre que debió abandonar con un fuerte golpe.

A falta de seis kilómetros para el final saltaron Lukas Pöstlberger con Kasper Asgreen y Bob Jungels. Fueron cazados a menos de tres kilómetros para el final y la victoria se decidió con la foto finish con Caleb Ewan por delante de Peter Sagan y Sam Bennett, mientras que Van Aert fue cuarto.

Para mañana llegará la jornada más larga del Tour de Francia. Serán 218 kilómetros donde los primeros cien podrían ser algo más suaves, pero una vez superada la primera mitad de la etapa llegará un terreno más pestoso. Hacia la mitad de la etapa habrá dos ascensiones de cuarta categoría. Ya en el kilómetro 177 se corona Côte de la Croix du Pey y, quince kilómetros más adelante, se tendrá que superar la ascensión a Suc au May de segunda categoría con casi 4km al 7,7%. La victoria podría ser para la escapada, aunque la bonificación en forma de segundos en el último puerto podría provocar algún movimientos entre los hombres de la general. Eso sí, esta última cima se sitúa a 25 de meta.

Clasificación de la etapa:

Clasificación general:

Clasificación por puntos:

Clasificación de la montaña:

Clasificación del mejor joven:

Advertisements
Advertisements

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: