Davide Ballerini repite triunfo; Alaphilippe se va al suelo

Día lluvioso y explosivo en el final de la segunda etapa del Tour de la Provenza. Después de un primer día donde se le vio las ganas que tenía Julian Alaphilippe y Deceuninck de liarla, esta vez han vuelto a la carga poniendo al pelotón al máximo con un descenso vertiginoso bajo la lluvia. 

Antes, cinco fugados lo han intentado de lejos. Bleier, Cousin, Grosu, Leroux y Conca, que fue el último superviviente de la escapada, lo intentaron llegando a estar a más de 5 minutos respecto al pelotón. Finalmente Filippo Conca fue neutralizado a falta de 17 kilómetros.

Momento en el que el equipo belga lo puso todo en el descenso buscando que los equipos de los sprinters empezaran a ponerse nerviosos viendo que se iba muy rápido. Entre tantos, y tan una rotonda en la que Alaphilippe se pasó de largo Vermeersch y Jorgenson aprovecharon las dudas de Deceuninck para probarlo con un ataque a 11 kilómetros del final que fue neutralizado a 5 kilómetros del final.

Con la llegada del último repecho comenzaron las hostilidades. Todo el pelotón se puso en fila de uno y no paraban de mirarse para ver quién iba a ser el primero en dar el hachazo. El suelo mojado provocó que un Vlasov se fuese al suelo por la lluvia y al deslizar se llevase a Julian Alaphilippe que se cayó con el ruso. 

Mientras tanto, los Astana siguieron trabajando para buscar la victoria de etapa que finalmente fue de nuevo para Davide Ballerini. En la meta también hubo otra caída de un Movistar. Aparentemente el francés terminó sin problema, aunque se quejaba un poco de la muñeca.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: