El CC Meruelo cambia de disciplina en Villava

A punto de cumplirse un año de la irrupción de la pandemia de Covid-19 en nuestro país, este comienzo de 2021 también está siendo complejo para el pelotón ciclista femenino. En ese sentido, el mes de marzo va a suponer para muchas corredoras su debut en competición. Y para el CC Meruelo, que no cesa su actividad a lo largo de los 12 meses del año, implica el cambio de disciplina.

En circunstancias normales, el estreno con las ‘ruedas finas’ tendría que haberse dado ya el pasado 7 de febrero en la Volta a la Comunitat Valenciana. Sin embargo, la situación sanitaria en todo el país lo ha retrasado hasta el próximo 14 de marzo, cuando todas las corredoras del equipo se reunirán por primera vez esta temporada para disputar el Memorial José Ignacio Urdaniz ‘Cachorna’ en la localidad navarra de Villava.

Y qué mejor lugar para comenzar sobre el asfalto que el pueblo que vio nacer al mayor campeón de la historia del ciclismo español: Miguel Indurain. Para el Río Miera-Cantabria Deporte Continental UCI será una buena manera de conjuntar las piezas nuevas que han llegado al equipo e ir tomando ritmo de competición de cara a una primavera que se prevé mucho más normal.

Todo esto mientras atrás queda una temporada de ciclocross muy atípica en la que las cancelaciones fueron la norma. Como rememora Aida Nuño, ha sido una campaña “muy complicada de gestionar, sobre todo por los continuos cambios de calendario, que nunca llegabas a tener del todo claro”. Sobre todo en la primera mitad del ejercicio.

La veterana corredora, que en este 2021 irá introduciéndose en el cuerpo técnico y de asesoramiento deportivo del equipo, recuerda también cómo tuvo que sobreponerse a estos problemas: “Viajé más que nunca para participar en pruebas regionales, en lugares del país donde antes no nos planteábamos ir. Pero eso me ha hecho descubrir nuevas carreras que no conocía y disfrutarlas mucho. Cada oportunidad era un regalo”. Precisamente ese esfuerzo extra le permitió llegar en buena forma a las semanas finales. “No tuve un buen día en el Campeonato de España, pero en todo el último mes y medio me vi a un nivel alto. Y se demostró después en la Copa del Mundo y el Mundial, donde pude conseguir buenos resultados y disfrutar”. Asturias, Cantabria, Euskadi, Comunidad de Madrid o incluso la Región de Murcia han sido algunos de esos destinos, aunque los colores del equipo también han lucido en Bélgica o Países Bajos.

Ahora llega el turno de la carretera y desde el cuerpo técnico saben que la falta de entrenamientos conjuntos en pretemporada se va a notar: “Las comunidades autónomas han estado cerradas y los entrenamientos conjuntos, prohibidos. Va a costar un tiempo ponerse al nivel, pero las ganas de volver a competir pueden con todo”, explica Cristina San Emeterio.

Villava será, esperemos, el primer paso de una andadura que debería traer un salto de calidad para el Club Ciclista Meruelo. Un punto de inflexión para este proyecto, que tendrá 40 ciclistas en las distintas categorías, y que no pudo empezar el 2020 como deseaba. Ahora confía en que este 2021 de carretera que empieza en tierras navarras sea, esta vez sí, una temporada al uso. Pese a la dificultad, llega la hora de dar pedales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: