Opinión |»Van Der Poel y Van Aert están condenados a entenderse»

Van Aert y Van Der Poel en E3

Ya avisó Patrick Lefevere a mediados de febrero de que tenía la fórmula de ganar a estos dos corredorazos. Desgastarles, aislarles, dejarles sin equipo en el momento clave y atacarles hasta que no puedan más. Y todo hacia indicar, por lo que vimos en Italia, que el belga estaba muy equivocado. Que no había opción de ganarles salvo teniendo más piernas que ellos.

Pero lo que vimos en E3 Saxo Bank Classic, y en un terreno muy similar al que veremos el domingo en el Tour de Flandes, es que Van Der Poel y Van Aert no van a poder ganar solos, y más si entre ellos están dándose palos a 60 kilómetros de meta. La superioridad numérica y táctica de Deceunick entra también en esta ecuación, y no saber despejarla puede ser un gran error por parte de Van Der Poel y Van Aert.

Y es que para que puedan tener opciones, como el año pasado, Van Der Poel y Van Aert están condenados a entenderse y cooperar entre ellos. Ambos deben dejar sus egos a un lado, y poner todos sus recursos a evitar que un Deceunick – Quick Step les desgaste tanto como lo hizo Kasper Asgreen en E3. Ellos son los más fuertes, sí, pero necesitan gestionar bien la carrera.

El Tour de Flandes no es la Milán – San Remo. En los adoquines belgas la trampa puede estar en cualquier kilómetro y las cartas de los rivales no están tan marcadas como en la Classiccisima. Van Der Poel y Van Aert tendrán tiempo para darse hachazos durante la carrera, pero no antes de reducir los efectivos de Deceuninck – Quick Step, que como hemos visto en tantas ocasiones, no suelen perder ninguna superioridad numérica. Aquella famosa Omloop es la excepción que confirma la regla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: