Valiosa experiencia para nuestros juniors de carretera en la concentración de Tomelloso

La Selección Española junior de carretera ha celebrado a lo largo de esta Semana Santa, del 1 al 4 de abril, una concentración en Tomelloso en la que nuestros ciclistas han podido acumular una importante experiencia rodando por tramos pedregosos.

El periodo vacacional que ofrece la Semana Santa ha sido aprovechado por la Selección Española junior de carretera para reunir a los mejores ciclistas de la categoría en nuestro país y realizar una valiosa concentración en Tomelloso que les ha brindado la posibilidad de continuar interiorizando un importante aprendizaje en su formación como corredores.

Desde el pasado jueves hasta ayer, domingo 4 de abril, el seleccionador nacional Paco Cerezo ha trabajado con un grupo de 10 ciclistas con la intención de dotarles de experiencia en superficies diferentes a las habituales, puesto que cada vez es más frecuente encontrar tramos de tierra o sterrato en competición. “El objetivo de esta categoría junior es que los ciclistas aprendan y continúen evolucionando y por ello consideremos importante que también se habitúen a rodar y a enfrentarse a tramos de sterrato o pedregosos. Finalmente no podrán aplicar esta experiencia en la París-Roubaix, que estaba programada para este próximo fin de semana y ha sido suspendida, pero les será de gran utilidad en el futuro, empezando por el próximo Campeonato del Mundo, que es Flandes y tendrá tramos adoquinados. El balance final de la concentración es muy bueno. Los ciclistas han terminado muy contentos, hemos realizado buenos entrenamientos de fondo y hemos sumado una cantidad importante de kilómetros sobre tierra y caminos pedregosos, técnicos y duros”, ha concluido Cerezo.

Marc Terrasa, Rubén Sánchez, Antonio González, Haimar Etxeberria, Iván Romeo, Sergi Darder, David Gimeno, Javier Zaera, Roberto Alonso y Nicolás Alustiza han sido los 10 ciclistas que han disfrutado de esta concentración, en la que no pudieron estar Hugo Aznar y Xabier Zabala, que se encuentran en aislamiento tras haber tenido contacto estrecho con un positivo por Covid-19.

El grupo realizó el jueves y viernes dos entrenamientos largos, de fondo, que implicaron más de 4 horas sobre el sillín, en los que alternaron tramos fuera de carretera con ascensiones duras por la Sierra de Alcaraz. El sábado afrontaron una salida más suave, para el domingo volver a aumentar la exigencia con un entrenamiento de más de 100 kilómetros con 30 de ellos por caminos de tierra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: