Unai Iribar se corona en la Santikutz Klasika y Pau Miquel recupera el liderato

El ciclista del Laboral Kutxa se ha impuesto con apenas 3 segundos de ventaja sobre Pau Miquel, que se ha quedado a las puertas de dar caza a Iribar en el muro final. Igor Arrieta ha completado el podio.

La Santikutz Klasika, quinto capítulo de la edición 2021 de la Copa de España Élite-Sub23, nos ha regalado un bellísimo espectáculo rematado por una vibrante resolución en la que Pau Miquel, nuevo líder del certamen, ha estado a punto de atrapar en el muro final a Unai Iribar, que ha conquistado merecidamente la gloria tras una gran cabalgada en solitario en los kilómetros finales.

El terreno quebrado, las carreteras sinuosas de la zona y el precioso entorno natural que acompañan a estas, convierten año tras año a la Santikutz Klasika en una de las citas más atractivas del calendario élite-sub23 nacional. Hoy, además, hemos contado con el ingrediente extra de la lluvia que ha hecho aún más exigente una prueba ya muy dura de por sí.

El pelotón ha partido a las 9:30 h de Legazpi, salida y meta de la prueba, para dar paso a un tramo inicial de carrera en el que se han producido multitud de movimientos, pero ninguno ha logrado consolidarse en cabeza de carrera. Eso sí, el transcurso de los kilómetros y la acumulación de ascensiones y metros de desnivel ha ido provocando un desgaste en los corredores que ha ido haciéndose sentir con una menor presencia de ciclistas en el pelotón.

En la primera ascensión a Eizaga se ha conformado un grupo de 11 corredores, en el que se encontraban, entre otros, Arnau Gilabert, Xabier Murias, Pablo Uría, Sinuhé Fernández o Diego Uriarte, que se han entendido para lograr rodar con ventaja sobre el pelotón hasta que restaban 50 kilómetros para la conclusión. A partir de entonces, la carrera ha tomado un altísimo nivel que ha impedido al líder absoluto de la Copa, Marc Brustenga, y al líder en categoría Élite, Alberto Serrano, resistir con los mejores.

Apenas 20 corredores resistían en el pelotón cabecero cuando restaban algo menos de 35 kilómetros para la conclusión. A partir de entonces hemos visto al ciclista del Laboral Kutxa Berasategui establecerse al frente la prueba y a los corredores del Lizarte tirar para consolidar una ventaja que les ponía de cara la posibilidad de recuperar el liderato con Pau Miquel.

Una vez ya con Berasategui neutralizado y en plenas rampas de la subida a Olaberría hemos presenciado un fuerte ataque de Vicente Hernaiz que ha provocado una primera selección importante, pero sería ya en la subida Aztiria donde se produciría el movimiento ganador. El italiano Davide Piganzoli ha arrancado y se ha establecido en cabeza con Igor Arrieta y Unai Iribar, que han saltado tras él.

A falta de 8 km para la conclusión, Iribar lo ha probado y su apuesta no ha encontrado respuesta ni por parte de Arrieta ni por Piganzoli. El ciclista del Laboral Kutxa ha entregado todas sus fuerzas para tratar de abrir y consolidar una ventaja de unos 15 segundos, que ha terminado por darle la victoria.

En el muro de acceso a la línea de meta, Pau Miquel, que ha cazado desde atrás a su compañero Arrieta y a Piganzoli, ha protagonizado una poderosísima arrancada que ha puesto emoción a la resolución de esta Santikutz Klasika, en la que finalmente por tres segundos Unai Iribar ha logrado cruzar la meta como triunfador. El tercer puesto ha sido para Igor Arrieta, mientras que en cuarta plaza ha finalizado Pinganzoli. Estos resultados, a los que se han sumado los abandonos de Brustenga y Serrano, permiten a Pau Miquel recuperar el liderato absoluto de la Copa de España Élite-Sub23. Serrano, por su parte, se mantiene al frente de la clasificación élite.

La próxima semana, el domingo 8 de mayo, la Clásica de Pascua dará continuidad a la Copa de España Élite-Sub23.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: