VÍDEO | Carapaz sorprende y se lleva el oro olímpico

Richard Carapaz sucede a Van Avermaet como campeón olímpico; Wout Van Aert y Tadej Pogaçar completaron el podio. 

Los Juegos Olímpicos de Tokio empezaban con la prueba en ruta masculina. Un recorrido de 234 kilómetros donde el desnivel, más de 5.000 metros, y la humedad terminarían pasando factura a los ciclistas. Una carrera a la que la selección española llegaba con incertidumbre tras el positivo en COVID, en el día de ayer, de un masajista, pero finalmente el seleccionador Pascual Momparler pudo estar en la competición.

La carrera emo daba a eso de las cuatro de la madrugada, hora española. En los primeros compases, el pelotón iba a permitir una fuga de seis corredores con Asadov (AZE), Aular (VEN), Daumont (BUR), Dlamini (RSA), Grosu (RUM), Kukrle (CHE), Sagan (EVQ) y Tzortzakis (GRE). Este grupo cabecero afrontaría la ascensión al Monte Fuji, a poco más de 100Km para el final, con casi 14 minutos de ventaja. Por su parte, en el pelotón Eslovenia y Bélgica trataban de mantener el ritmo.

A falta de 92 kilómetros para alcanzar la línea de meta, Alejandro Valverde se quedaba del pelotón, pero, casi 20 kilómetros más adelante, volvía a contactar con un grupo principal controlado por Eslovenia y Bélgica. 

Damiano Caruso y Tiesj Benoot provocaron un primer corte a falta de 54 para el final, pero, a continuación, llegó un movimiento importante por parte de Remco Evenepoel llevándose a Vincenzo Nibali y Eddie Dunbar.  

Con la ascensión al Mikuni Pass el ritmo de Bélgica provocó que muchos corredores perdiesen contacto con el grupo principal. Entre los nombres más importantes Alejandro Valverde, Vincenzo Nibali, Ion Izaguirre o Tom Dumoulin, entre otros. 

El primer ataque importante llegó a falta de 37 Kilómetros con Pogaçar como protagonista, mientras que McNulty y Woods llegaron a su rueda. Por su parte, por detrás Wout Van Aert no pudo seguir el ritmo en un primer momento y el grupo perseguidor se fue descomponiendo hasta que Bettiol, Urán, Carapaz y Kwiatkowski contactaron con la cabeza de carrera. Finalmente llegó a cabeza de carrera el grupo de Van Aert.

Camino de la última ascensión del día, Brandon McNulty y Richard Carapaz lanzaron un ataque que podía ser importante. En el grupo perseguidor no había una continuidad en la persecución hasta que a poco más de diez kilómetros para el final Wout Van Aert decidió incrementar el ritmo en busca de dúo cabecero.

A seis kilómetros para el final Richard Carapaz lanzaba un ataque definitivo quedándose en solitario en cabeza de carrera para terminar ganando el oro olímpico en Tokio. Por detrás, en el grupo perseguidor, Wout Van Aert se llevó la medalla de plata, mientras que Tadej Pogaçar se llevó el bronce en un sprint ajustadísimo. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: