VÍDEO | Powless se lleva la Clásisica San Sebastián en un sprint ajustadísimo

Día de mucho frío y lluvia en la Clásica a San Sebastián. El pelotón, además de los 223 kilómetros de la 41ª edición de la Klasikoa, tuvo que también enfrentarse al temporal que no cesó en todo el día. Unas condiciones que hicieron que no se arriesgase tanto en las bajadas y que el final se acabase decidiendo en los últimos metros, donde Nelson Powless se impuso por la mínima sobre Matej Mohoric y Mikkel Honoré, segundo y tercero en el día de hoy.

Javier Romo se exhibe en la fuga

Antes del desenlace final, el día comenzaba con una numerosa fuga entre la que se encontraban Barrenetxea, Bizkarra, Cabedo, Cabot, Calmenjane, Cherel, Conti, Hardy, Jacobs, Riabushenko, Rojas, Vervloesem y un Javier Romo que, como último superviviente de la escapada siendo neutralizado a 40 kilómetros de meta, demostró que con tan solo 22 años tiene un futuro muy prometedor.

Mikel Landa y Simon Carr atacaron en Erlaitz

Fue con la llegada del Erlaitz, a 44 kilómetros de meta, cuando empezaron las primeras hostilidades. Siendo este el puerto más duro del día con 10% de pendiente media en 4 kilómetros, Mikel Landa, que volvía a competir en el día de hoy, y Simon Carr lo probaron con un ataque desde la base del puerto. Un demarraje que les permitió marcharse por delante a unos 20 segundos del resto del pelotón, pero que solo pudo continuar Simon Carr. Landa, que se le notó la falta de competición, acabó cediendo ante el impulso del corredor de EF Nippo que se marchó en cabeza en busca de la machada.

Simon Carr, Honoré, Mohoric, Powless y Rota se marchan por delante

Ante la diferencia que estaba cogiendo Simon Carr al frente de la carrera, Lorenzo Rota decidió atacar al finalizar el descenso del puerto para intentar llegar a la rueda de Carr en el llano previo al último puerto del día. Y así lo consiguió un grupo formado por Lorenzo Rota, Powless, Mohoric y Honoré que consigueron enlazar con Simon Carr y colocarse a 20 kilómetros de meta con 50″ respecto al grupo de favoritos y que iría aumentando hasta el 1’12» en la base de Murguil.

Powless selecciona la fuga en el Murguil y Mohoric en el descenso

Con el grupo de favoritos a más de un minuto y ante la oportunidad de llegar sin los favoritos, Nelson Powless decidió atacar a 1 kilómetro de coronar el Murguil. Un ataque con el que consiguió zafarse en un primer instante de sus compañeros de fuga, pero que a 300 metros de la cima fue neutralizado por Honoré y Mohoric, formándose un trío en cabeza al que en el descenso se le uniría Lorenzo Rota. Simon Carr fue el único que cedió.

Con 8 kilómetros aún para llegar a meta y el pelotón sin opciones de neutralizar a estos cuatro corredores, Mohoric, el mayor especialista descendiendo, decidió arriesgar en la bajada. El esloveno apuró tanto que en una curva muy cerrada y con el asfalto mojado hizo un recto salvando la caída, pero provocando que Honoré y Rota, que seguían la trayectoria de Mohoric no pudieran salvarlo y se fuesen al suelo.

Tras este suceso, Nelson Powless y Matej Mohoric se marcharon por delante, pero ante el marcaje en los últimos kilómetros entre estos dos corredores, Mikkel Honoré consiguió enlazar y acabar jugándose la victoria al sprint. Al final, la victoria sería para Nelson Powless que ganó de manera ajustadísima a Matej Mohoric y Mikkel Honoré.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: