Enric Mas: «No he tenido a Roglic contra las cuerdas»

Movistar Team ha dejado una notable impresión en el día más duro hasta la fecha de La Vuelta 2021, una 9ª jornada con calor, un ritmo brutal desde la salida, 4600m de desnivel y cuatro grandes puertos camino de Velefique.

Pese al abandono de Johan Jacobs, a causa de una caída que le causó un fuerte golpe en la espalda y obligó a su traslado a un centro hospitalario de Almería, la escuadra telefónica cuajó un gran papel, con el apoyo de los Rojas, Oliveira, Erviti y Verona y la gran actuación de sus dos bazas para la general: Enric Mas y Miguel Ángel López.

El colombiano participó en cada una de las aceleraciones en el grupo de favoritos, llegándose a marchar por momentos en un terceto con Yates (IGD) y Kuss (TJV), y su labor sirvió de ayuda a Enric para hacer un gran cambio de ritmo a 5 km del final, uno que secó la nueva acometida de Yates y le dejó con la sola compañía del líder de la prueba, Primoz Roglic (TJV).

Con Caruso (TBV) imponiéndose en solitario desde la fuga, Mas acabó cruzando la meta 3º tras Roglic, mientras López encabezaba junto a Haig (TBV) el segundo grupo escalador para ser 5º y meterse de nuevo en el podio provisional. Enric y Miguel son ahora segundo y tercero en la carrera, antes del primer descanso que tendrá mañana lunes.

“Muy contento. Hacía tiempo que no me sentía tan bien sobre la bicicleta. El equipo ha estado magnífico hoy. Una pena no poder seguir teniendo a Johan Jacobs, a quien deseo que su caída no tenga consecuencias graves y pueda recuperarse bien. Miguel Ángel ha hecho un trabajo muy bueno durante la subida, saliendo a esos ataques, y en mi caso tenía que intentar dejar al resto atrás e intentar sacar diferencias»

«No pienso que haya tenido a Roglic contra las cuerdas. Íbamos los dos a tope y sí que es cierto que mis relevos eran más fuertes, porque yo soy quien tenía más necesidad de sacar tiempo a los rivales. Él es el líder, no tiene que tirar de mí, pero aun así ha colaborado bien y nos ha valido a los dos. Contento de, al menos, estar en el mismo nivel que Roglic hoy en esa subida»


«Vamos a luchar por intentar coger en algún momento ese maillot rojo; es lo que nos toca, en una carrera tan importante para el equipo y estando en casa. Hoy no le hemos puesto contra las cuerdas, como digo, pero algún día se intentará. ¿Esperadas las diferencias? No sé hasta qué punto. Era el primer final con puerto más largo y duro en La Vuelta, después de una jornada con tanto desnivel, y en ese escenario teníamos que intentar sacar diferencias con todos los que pudiésemos. Mañana, día de descanso. Intentaremos disfrutarlo al máximo…”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: