VÍDEO | Tim Merlier se lleva la primera en una jornada con abanicos

Jornada trepidante en la primera etapa del Benelux Tour. Con un final con abanicos, caídas y averías mecánicas, nos ha dejado un inicio de carrera con Tim Merlier venciendo al sprint,  a Tom Dumoulin y Peter Sagan perdiendo más de un minuto con el grupo cabecero y a un Remco Evenepoel cediendo 2’18» por culpa de una avería mecánica

Fuga permitida hasta a falta de 40 kilómetros

Con 169 kilómetros prácticamente llanos, pero por tierras belgas, donde el viento y la cultura ciclista invita a ese ciclismo épico de las clásicas de primavera, el pelotón empezó dejando hacer a una fuga de siete corredores formada por  Julien Duval,  Logan Owen, Guillaume Boivin,  Luke Durbridge, Arjen Livyns, Ludovic Robeet  y Ward Vanhoof. Un grupo que llegó a tener hasta 4 minutos de diferencia, pero que sería neutralizada a falta de 40 kilómetros de meta. 

Abanicos, tensión, caídas y pinchazos

No sería hasta a falta de 40 kilómetros de meta cuando se encendería la mecha. Aprovechando el viento lateral que soplaba fuertemente, varios equipos fueron los que intentaron con éxito liarla desde lejos. Y es que de un momento a otro se formaron varios grupos escalonados que acabarían fructificando a una contrarreloj por grupos.

En la parte delantera encontramos a todos los favoritos, exceptuando a un Tom Dumoulin que se quedaría en el segundo grupo, y al que se le uniría Peter Sagan que sufrió una caída cuando iba en el primer grupo y Remco Evenepoel que con una avería mecánico en el momento clave de la carrera se descolgaría de la cabeza y acabaría cayendo en el tercer grupo.

Abandono de Jakob Fulgsang

Otro de los hombres importantes de la carrera, Jakob Fulgsang, sufría otra caída a 40 kilómetros de meta que, aquejado y muy dolorido, le obligaba a abandonar en esta etapa inaugural del Benelux Tour.

Tim Merlier vence al sprint

Con el grupo cabecero de unas 30 unidades, donde había varios sprinters que se jugarían la victoria de etapa, Lukas Postlberger lo probó con un ataque a 1 kilómetro de meta en busca de la sorpresa. El corredor de Bora – Hansgrohe, que no tuvo éxito, fue neutralizado por los hombres de Deceuninck – Quick Step a 800 metros del final.

Al final al sprint, Tim Merlier, sin ningún lanzador, consiguió aprovecharse del trabajo de los hombres de Deceuninck – Quick Step para acabar imponiéndose por delante de Phil Bauhaus y Fernando Gaviria, segundo y tercero respectivamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: