Burgos – BH sigue creciendo

El Burgos BH completa la campaña de carretera con un calendario de categoría, que ha ido acompañado de actuaciones sobresalientes y en ocasiones muy cerca de la victoria.

La temporada 2021 de carretera llegó a su fin, la temporada del relativo regreso a la normalidad y de la celebración de carreras canceladas en el curso anterior. A lo largo del año, el cuadro burgalés, con una plantilla que une la experiencia de la veteranía y la ambición de los más jóvenes, ha reforzado su filosofía competitiva y valiente para afianzar un salto de calidad realmente valioso, que queda reflejado en la suma de 29 top-10.

La provincia burgalesa y el conjunto de patrocinadores del equipo han desfilado por las carreteras de siete países europeos y las piernas de los ciclistas han acumulado total de 126 días de competición. 29 pruebas de un día y 16 vueltas por etapas, en las que el Burgos BH ha sido protagonista, y que se saldan con 53 fugas, o lo que es lo mismo, presencia morada en las escapadas de más del 40% de carreras que ha disputado. Esto evidencia el esfuerzo por dejarse ver en todas y cada una de las jornadas, siempre buscando la sorpresa..

Arranque de menos a más

El curso para los ciclistas del Burgos BH comenzó en el mismo enero con la Clàssica a la Comunitat Valenciana. La falta de ritmo de competición era notable, pero pronto llegó la primera vueltas por etapas, el Tour de los Alpes Maritimes et du Var, y la sucesión de carreras en España y Francia incrementó el estado de forma de los morados y estos comenzaron a aparecer al borde del top-15 de las clasificaciones.

Tras el inicio de la actividad competitiva, a principios de abril se plantó la primera cita World Tour con la Itzulia, de la cual destaca el 11º puesto de Jesús Ezquerra en la quinta etapa con final en Ondarroa. El equipo salió confiado y en menos de un mes cosechó cuatro top-10 en los duelos al esprints del Tour de Turquía y de la Vuelta a la Comunitat Valenciana, a lo que suma el top-10 en el Naranco y la 14ª plaza de Dani Navarro en la clasificación general de la Vuelta a Asturias.

Primavera y al palo

El equipo sabía lo que quería, a donde podía llegar y desarrolló mayo en la Península y Francia. Dani Navarro volvió brillar y remató el trabajo del conjunto frente a los mejores equipos con la 10ª plaza en la general de la Volta ao Algarve. Lo mejor llegó en la segunda mitad del mes cuando Ángel Madrazo acarició el triunfo en la Vuelta a Murcia y en los Boucles de Mayenne, donde la fantástica actuación del equipo llevó a Diego Rubio a hacer segundo en la primera etapa y a culminar la general en quinta posición.

Los grandes objetivos del año

El ritmo de carreras era vertiginoso y los grandes objetivos se acercaban. El nivel de los compromisos aumentó y el Burgos BH supo dar la talla, con un gran Ander Okamika en el Campeonato de España, séptimo ante los mejores, y con grandes prestaciones de todo el grupo, siempre en torno a los diez mejores de cada prueba. El pico de este bloque de competición se situó en la Volta ao Alentejo, los burgaleses tuvieron un gran comienzo de vuelta y Alex Molenaar y Manu Peñalver pudieron firmar dos top-10 de forma conjunta.

Y después de cinco meses carreras y minuciosa preparación, la estructura se dividió en tres para cubrir, por primera vez, tres vueltas de entidad. El 3 de agosto arrancó la vuelta de casa, la Vuelta a Burgos, el equipo estaba en su mejor momento, pero la suerte no acompañó. Los morados no se doblegaron y consiguieron un octavo puesto parcial de Jetse Bol y la presencia en los grupos cabeceros de todas las jornadas. De forma simultánea, otras dos expediciones avanzaban en la Arctic Race of Norway con un bloque muy sólido, y en la Vuelta a Portugal donde Molenaar volvió a dar al palo y el ‘stagiaire’ Adrià Moreno brilló vestido de morado para conseguir dos top-5 en la montaña lusa y la 13ª plaza general.

Bien entrado en el verano, a mediados de mes, el Burgos BH se embarcó en su cuarta participación de La Vuelta en su edición más especial. La crono inaugural desde la catedral de Burgos y las dos siguientes etapas por la provincia, exigieron una vez más la mejor versión del ocho burgalés. Mantuvieron el esfuerzo y lucharon para ser protagonistas con la recompensa de haber acariciado un nuevo triunfo, esta vez en Pico Villuercas por parte de Dani Navarro; y con el 19º lugar de Óscar Cabedo en el balance final en Santiago.

Fin de curso con las clásicas

Pasado el intenso verano, ya podía verse la recta final de la temporada. Las fuerzas no eran las mismas pero los ciclistas se vaciaron para concluir la temporada de carretera como se merecía. Desde el estreno en el Tour de Luxemburgo hasta las clásicas de Francia, pasando por las italianas, el conjunto optó por no mostrar sus cartas en escapadas, pero estuvo en la constante pelea y terminó con seis nuevos top-10 en el último tramo de competición.

El Burgos BH se mantiene aún activo a estas alturas de año, ya que Felipe Orts está metido de lleno en la temporada de ciclocrós. Hasta ahora, en el primer de competición, las carreras en Benelux y España han resultado en cinco victorias más tres top-10; y este fin de semana el de Villajoyosa disputará junto a la Selección española el Campeonato de Europa en los Países Bajos. Mientras tanto, el resto de la plantilla se reincorpora poco a poco del parón otoñal para comenzar a preparar un invierno lleno de trabajo y que se espera que sea fructífero ya con la vista puesta en 2022.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: