Thibaut Pinot: «Quiero volver a emocionar a las personas que me apoyan»

Foto: Tour de Francia

Thibaut Pinot quiere en este 2022 poner punto y final al calvario que está viviendo en los últimos dos años, donde una lesión en la espalda le ha impedido poder luchar por grandes objetivos, ni siquiera estar con los mejores en los momentos clave de la temporada.

Por eso, y tras una larga travesía por el desierto, el francés espera poder competir por una gran vuelta como líder de Groupama – FDJ. En principio lo hará en el Giro de Italia, carrera donde ha conseguido una victoria de etapa (’17), rozó el podio con un cuarto puesto (’17), y en 2018 tuvo que abandonar el penúltimo día con fiebre y deshidratación cuando se encontraba luchando por el podio.

Pinot parecía haber conseguido su madurez como ciclista profesional y líder en 2019 en el Tour de Francia, cuando rodando en quinta posición, pero mostrando ser el más fuerte de la carrera y a tan solo 20 segundos de Egan Bernal, ganador de aquella edición, tuvo que abandonar por unas molestias en su rodilla que le obligaron a abandonar con aquellas dramáticas imágenes donde rompía a llorar.

Actualmente Groupama – FDJ se encuentra preparando la temporada en un training camp por las Islas Canarias, y donde tanto corredor, como su director Marc Madiot atendieron a los medios de comunicación para hablar de lo que les espera para 2022.

En esas ruedas de prensa con los medios, Pinot no ha confirmado su programa de carreras para 2022, aunque Marc Madiot, dijo en octubre que también había «una gran posibilidad» de que el corredor francés regresara al Tour de Francia por primera vez desde 2020, donde también tuvo que abandonar por los problemas de espalda ya mencionados.

Aún así, el francés en un repaso de su carrera profesional en una entrevista con Ouest-France dejó entrever que entre sus objetivos a corto plazo se encuentra el poder vestirse de rosa en el Giro para cumplir todos sus grandes sueños durante sus 12 años como profesional.

«Conseguí ser el campeón de Francia, ganar etapas en las tres Grandes Vueltas, ganar Il Lombardia … llevar el maillot rosa del Giro de Italia es lo único que me falta«, comentaba Pinot, concentrado estos días en Canarias.

«Para mí, el maillot amarillo es … ¿cómo puedo decirlo? Algo irreal para mí. El maillot amarillo del Tour de Francia siempre ha sido, para mí cuando era niño, algo demasiado grande. Entonces, siempre he soñado llevar la camiseta rosa«.

Pinot también quiso hablar de lo duro que han sido los últimos dos años, con su batalla contra una lesión en la espalda que le limita en muchas posiciones sobre la bicicleta, y el dolor le remite pasadas muchas horas de carrera.

La temporada pasada, cuando se encontraba compitiendo en el Tour de los Alpes, el francés notó que las molestias continuaban y decidió parar de manera indefinida y no competir en ninguna de las tres grandes vueltas, y acumulando nada más que 39 días de competición.

«Estamos esperando volver al nivel de los demás«, dijo Pinot. «Estoy muy frustrado por esto, no poder demostrar mi nivel durante los últimos dos años. Quiero volver a emocionar a las personas que me apoyan, especialmente este año».

En esta decimotercera temporada como ciclista profesional, Thibaut Pinot ha querido hablar cómo ha notado que el ciclismo ha evolucionado en los últimos años.

«El entrenamiento ya no es el foco de este campamento», dijo. “El ciclismo ha cambiado y tengo que acostumbrarme. Hay muchas más cosas en el ciclismo que hace 10 años, extras como las redes sociales. Cuando empecé era más divertido y ameno», comentaba el francés.

«No es el mismo ambiente en absoluto. Siempre fuimos serios en los entrenamientos, pero nos reíamos mucho mientras entrenábamos. Hoy el entrenamiento es aún más serio y nos reímos mucho menos», sentenciaba algo molesto.

Una de las facetas más conocidas de Thibaut Pinot es su pasión por los animales y su famosa granja donde pasa el máximo tiempo posible que la bicicleta le permite.

«Soy afortunado de tener una vida alejada del ciclismo que es muy rica y está involucrada con mi granja«, dijo. «Algunas personas van en bicicleta durante cinco horas y luego se sientan en el sofá o debajo del edredón y esperan la cena. Yo no hago eso.

LE COUREUR CYCLISTE THIBAUD PINOT CHEZ LUI EN HAUTE-SAONE, 28 MARS 2017 COMMANDE N° 2017-0479
«Saco el estiércol, alimento a mis animales. Me lleva dos o tres horas al día. Después de montar en bicicleta, me gustaría construir una granja educativa con alojamiento y desayuno y hacer miel y mermelada. Tengo bastantes árboles frutales ya. Eso es lo mío«, terminaba de contar Pinot.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: