Advertisements

Captura

Abriendo el primer monumento ciclista del año, la Milán-San Remo, uno de los grandes objetivos del eslovaco Peter Sagan, ha fallado a pesar de sus grandes esfuerzos, debido a un accidente los últimos metros antes de cruzar la meta.Este incidente le arrebató su propósito, y lo dejó fuera de los diez primeros de la clasificación, donde manifestó su descontento: “Como siempre he dicho que la Milán-San Remo es imprescindible, y por eso me resulta inútil hablar de mis metas dos y tres días de antelación ”.

Sin embargo, Tinkoff Saxo trabajó en gran parte de la carrera para consagrar a su líder Sagan, sabiendo lo complicado que es incorporarse en una carrera de alto rendimiento al momento de quedarse, pero los esfuerzos se esfumaron al final, donde Peter afirmó. “Con 400-500 metros de la meta, Gaviria se incorporó sobre el grupo que venía por detrás y cayó. Eso fue todo, apenas se estrelló lo evité, pero he perdido tanta velocidad que no era capaz de ponerme a la altura de los demás con el final a 300 metros”.

A pesar, de haber sido una carrera de 295 kilómetros, donde cualquier cosa sucede, y nada sorprende, Peter contaba con la ilusión de poder llegar al podio. Lamentablemente su deseo se cayó, a lo que acotó: “Hice todo lo posible, el equipo hizo un buen trabajo, pero así son las carreras”. Finalmente, aunque no haya sido su mejor final, ni el mas esperado por Sagan y su plantilla en San Remo, concluyó “Me siento muy feliz de no caer los últimos 300 metros”.

 

Advertisements
Advertisements

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: