Anuncios
Última hora

La “JUGARRETA” de Roger De Vlaeminck en el Tour de Flandes de 1977

Banner vinos

Esta edición de la carrera belga pasará a la historia por la ‘jugarreta’ de Roger De Vlaeminck

tour de flandes de 1977

Todo el mundo podía pensar que la edición del Tour de Flandes de 1977 iba a ser una más del montón, de las que no se iban a recordar. Eddie Merckx, que había dominado el ciclismo mundial de los años setenta, venía de una temporada donde la mala suerte se cebó con él. Una mononucleosis le dejó fuera de combate durante toda la primera parte del calendario, por lo que ganar el Tour de Flandes sería casi una gesta inigualable.

Aún así, ‘El Canibal’, apodo con el que se conocía a Eddie Merckx, se presentó a la carrera belga a probar sus fuerzas de cara a lo que quedaba de temporada. Teniendo ese ego que tanto le caracterizó al corredor belga, en cuanto vio oportunidad, atacó. A falta de 150 kilómetros de meta, Eddie Merckx decidió lanzar un demarraje al que solo pudieron contestar Maertens y De Vlaeminck. Tanto uno como otro, belgas como Merckx, odiaban al ‘Canibal’ por haberles dejado en la sombra nacional durante tantos años por los éxitos que cosechaba Eddie haya donde corriese.

Este trío rodó en solitario varios kilómetros. Cada metro que recorrían, era un segundo más que le metían de ventaja al grupo de perseguidor. Estos tres galgos estaban desafiando a todo un pelotón, que sorprendidos por la fuerza de estos, acabaron desistiendo al intento de pillarles. La victoria se la jugarían entre los tres, o no…

Merckx, que ya había avisado que no venía a ganar la carrera, o al menos es lo que le dijo a la prensa, se quedó en la subida a Koppelberg. El ‘Canibal’ intentó aguanto como pudo el ritmo de sus dos compatriotas, pero esto fue insuficiente. El pentacampeón del Tour de Francia coronó Koppelberg unos segundos por detrás de Maertens y De Vlaeminck que acabaron siendo imposibles de recuperar. Lo mejor estaba por venir.

Fue justo ahí, en la cima del Koppelberg, cuando Maertens, mucho más joven que sus rivales, hizo un cambio de bicicleta. Algo, que en esa época estaba sancionado con la descalificación de la carrera. Un comisario del Tour de Flandes que le vio, se acercó a él y le dijo que estaba descalificado. Maertens, en vez de bajarse de la bicicleta y subirse al coche de equipo, le hizo caso a un picaresco De Vlaeminck que le pidió que le ayudara a tirar para acabar destrozando a un Eddie Merckx que aún estaría cerca de ellos. El odio de estos dos por el ‘Canibal’ acabó con estos dos corredores aliándose para acabar ganando a Merckx. La victoria, como estaba ya claro desde la descalificación de Maertens, fue para un De Vlaeminck que acabó sprintando en solitario ante un Maertens que vendió su alma al diablo.

Anuncios
Acerca de Alejandro Rodrigo Rodríguez (783 Artículos)
Creador y director de demarrajeweb.com / Estudiante de cuarto curso de Periodismo y Comunicación Audiovisual / Community Manager / Amante del ciclismo /

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: