Tanto Tim Wellens como Thomas De Gent han decidido ir en bici desde Lombardía hasta Bélgica.

Wellens y De Gent

En España algo así arrancaría, con perdón de la expresión, con un ¿A que no hay huevos?. Pero, muy diferentes son los motivos que han llevado a los corredores del Lotto-Soudal para llevar a cabo este particular reto cuyo objetivo es disfrutar de pedalear sin la presión del entrenamiento. Una «fuga final», como dice el hashtag  (#TheFinalBreakaway) donde se puede seguir esta andadura, que les llevara desde Como donde arrancaron este domingo, hasta la ciudad belga de Semmerzake.

Alrededor de mil serán los kilómetros totales que recorrerán De Gent y Wellens, cuya primera entrega se saldo, tal y como indico De Gent en Twitter, con 186Km. «Día 1 ya terminado. 186 kilómetros en 7 horas. Tomamos una rica pizza en el punto intermedio y empezamos San Gottardo con un buen viento a favor. Bonita subida, rápido descenso y fuerte viento favorable hasta el final«.

Una primera jornada que dejo, entre otra, una curiosa anécdota en la ascensión a San Gottardo donde los dueños de un bar les realizaron varias fotos a lo largo de la subida. «Día 1 ya terminado. 186 kilómetros en 7 horas. Tomamos una rica pizza en el punto intermedio y empezamos San Gottardo con un buen viento a favor. Bonita subida, rápido descenso y fuerte viento favorable hasta el final.«

 

«Es una aventura ciclista. A veces nos subimos a la bici no contra nuestra voluntad, sino porque necesitamos entrenar o correr. La esencia del ciclismo es que estés en la bici cuando quieras y el tiempo que quieras. Es la razón por la que hacemos esto. Queremos hacer algo divertido en la bici«, explicaba De Gent el porque de esta aventura. Además, Thomas añadía: «La idea me vino de repente a la mente. Quería hacer algo y estaba buscando una víctima que se me uniese. Tim fue el único que estaba dispuesto a acompañarme.«

Por su parte, Tim Wellens explicaba lo siguiente: «Al principio queríamos rodar cinco días haciendo 200 kilómetros cada jornada pero quizá fue demasiado optimista. Así que decidimos hacer un recorrido más relajado de seis días. Ahora nos podremos divertir. No puedes comparar el rodar 200 kilómetros a tu ritmo con 200 dentro del pelotón. En el pelotón necesitas pedalear fuerte. Rodar 200 kilómetros delante no es fácil«. Un recorrido al que también hacía referencia Thomas De Gent: «Cuando necesitas ir desde el norte de Italia al centro de Suiza, no puedes hacer otra cosa que rodar a través de los Alpes. Ese día no será llano. La segunda etapa es la más llana. En la tercera atravesaremos los Vosgos. Podíamos elegir si atravesábamos los Vosgos o los rodeábamos, pero cuando ruedas por los Vosgos tienes una bonita ruta en el Grand Ballon. La cuarta y la quinta jornada son relativamente fáciles y algo más cortas para compensar.«

Ahora, uno de los problemas a los que se enfrentan es el espacio del que disponen para llevar su equipaje. Algo que Wellens explicaba de la siguiente manera: «No teníamos mucho espacio para llevar el equipaje con nosotros. Thomas hizo la prueba y no podíamos llevar mucha ropa con nosotros. Necesitamos tener algo de suerte con las condiciones climáticas. Queremos evitar lluvias y frío, así que llevaremos algo de ropa con nosotros.Pienso que tendremos momentos difíciles pero pese a ello estoy contento de hacer esta aventura. Intentaremos estar cerca el uno del otro en los buenos y en los malos momentos. Espero que el tiempo sea bueno. Los dos tenemos la condición física, eso no es problema.«

Por último, De Gent añadía: «Prefiero llegar a Semmerzake lo más tranquilo posible, llegaremos algo tarde. Es la etapa más larga, de 200 kilómetros. Cuando alguien nos lleve cerveza o tarta seremos felices.«

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: