La Vuelta a Burgos, epicentro del ciclismo mundial

El equipo Burgos BH afronta como anfitrión la primera gran prueba tras el confinamiento, en la que estarán presentes los mejores equipos y ciclistas del panorama internacional.

Este martes se cumplirán 145 días desde que los ciclistas compitieran por última vez en el Tour de Taiwán. La prueba asiática cerró un calendario que se recupera ahora con la Vuelta a Burgos, y en la que el equipo deposita sus esperanzas por partida doble. Desde el pasado jueves, corredores y staff ya están en el Hotel Ciudad de Burgos puliendo los últimos detalles. No solo correrán ante su público, en su casa, sino que tendrán la oportunidad de medirse a contrincantes de primer nivel en una edición muy especial.

La carrera mantiene su formato de cinco etapas, con la salida desde la Catedral de Burgos y llegada en el Mirador del Castillo. Los finales de la tercera jornada en Picón Blanco y de la quinta etapa en las Lagunas de Neila, reservados a grandes escaladores, contrastan con una segunda etapa para hombres rápidos en Villadiego y una llegada explosiva en Roa. Recorrido para que veamos en acción a los especialistas en cada uno de los terrenos, y escenario ideal para presentar batalla.

Para una carrera tan importante, se ha elegido una alineación de gala, formada por el burgalés Ángel Fuentes, que ha preparado a conciencia la carrera, junto a Ángel Madrazo, Jetse Bol, Jaume Sureda, Óscar Cabedo, Juan Felipe Osorio y el sudafricano Willie Smit.

El director deportivo José Cabedo hace un análisis del regreso a la competición: «Vamos a ver una Vuelta a Burgos diferente. Con mucho nivel e incertidumbre en general, ante el arranque de la temporada. Tenemos que ver cómo responden los cuerpos de los ciclistas después de tanto tiempo sin competir y tenemos ganas de dar una muy buena imagen. Para nosotros es la carrera más importante del año, por eso traemos un equipo compensado. Va a estar complicado, pero queremos dar una alegría a toda la afición, o al menos pelearlo como hacemos siempre«.

Por su parte, Ángel Madrazo explica cómo afronta esta cita tan importante: «Es la carrera de casa, todos los equipos queremos hacerlo bien. El Burgos BH ha venido a reconocer las etapas e intentaremos tanto buscar las escapadas como, por qué no, dar la sorpresa«. Cada corredor queremos dar el 100%, nos hemos entrenado para ese objetivo». Sobre la COVID-19, Madrazo señala que «miedo tenemos, pero también todos los días entrenando existe mucho riesgo con los coches que nos pasan muy cerca», y termina lamentando que no vaya a poder acudir público, porque «ellos son los que hacen realidad el ciclismo profesional, pero seguro que sentiremos su ánimo a través de la televisión».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: