Advertisements

Mavi García: «En la Strade Bianche me llegó a pasar hasta la ambulancia»

Hablamos con la española Mavi García quién nos contará los entresijos de su histórico podio en la Strade Bianche. Además, la ciclista del Alé BTC Ljubljana nos atendió tras la Durango-Durango así que la preguntamos por su gran inicio de temporada, el ‘nuevo ciclismo’ y mucho más.

Adrián GB: Buenas tardes Mavi, enhorabuena por ese segundo puesto en la Strade que supone algo histórico para nuestro ciclismo. ¿Qué te pasaba por la cabeza al cruzar la línea de meta?

Mavi García: La verdad es que sentía mucha alegría. Entrar en esa meta tan espectacular, con la gente… Como nunca me lo había imaginado era como algo que no era muy real. Ahora han pasado unos días y me estoy empezando a hacer a la idea.

AGB: Y cuando arranco Van Vleuten en el último kilómetro, ¿Qué pensaste? ¿Sabías donde estaba la tercera?

MG: En el momento en que ella arranco sabía que iba a llegar. Me imaginaba que iba a hacerlo, lo intento una vez y pude soportarlo. Creo que no estoy acostumbrada a este tipo de situaciones y la capacidad mental que tiene ella para darlo todo en el último momento creo que a mi también me falta, pero a base de llegar a este tipo de situaciones voy a aprenderlo un poco más.

AGB: ¿Cómo fue el momento del ataque y de marcharte en solitario ya que no lo pudimos ver en televisión?

MG: Fue en un momento de parón. Al salir de los sterratos éramos unas 25-30 corredoras y arranco Van Dijk del Trek. Vi que se ponían a rueda unas pocas, yo también salté a su rueda y nos quedamos en un grupito de 8-9.

Al ver que se había abierto hueco éramos pocas las que estábamos dando relevos y, de hecho, se estaba dejando de dar relevos. No estaban ni Van Vleuten ni Van der Breggen así que pensaba que para mí era una gran oportunidad de pasar hacía adelante, aunque quizás no sola porque quedaban 46Km a meta.

Al ver que la gente no colaboraba pensé que era la mejor opción. Lo intenté una vez y me cogieron, lo volví a intentar y ya empecé a marchar. Amanda Spratt estaba tirando por detrás, pero al ser un grupo pequeño nadie quiere morir yendo a buscar a una sola persona y aún más cuando quedaba tanto tiempo.

AGB: Si no me equivoco fueron 40km en solitario, ¿Cuántas cosas te pasaban por la cabeza? ¿Qué pensabas cuando te iban dando las referencias?

MG: Los primeros pensamientos eran voy a intentar hacerlo y, además, me voy a quitar a toda esta gente para los sterratos porque son tramos muy difíciles para mí al ser la primera vez. Si me voy sola tenía algo de terreno ganado.

No pensaba en llegar a meta ya que era una locura, pero seguí para adelante y se te pasan mil cosas por la cabeza. En un principio no piensas que vas a llegar, luego según van pasando los kilómetros y veía que me encontraba con fuerza si pensé que iba a llegar porque hubo un momento que no me cambiaron la referencia, no había demasiada información y a falta de 13 kilómetros me marcaban la misma referencia así que si llegué a pensar que era posible.

AGB: Ya cuando te alcanzo Annemiek Van Vleuten, ¿te pidió algún relevo? ¿Tu oportunidad de ganar pasaba por aguantar a rueda ya que venías de hacer un esfuerzo brutal?

MG: Lo primero que hizo al llegar fue atacarme a ver como estaba. Debió pensar que si llegaba y me atacaba quizás se marchaba. Después de recortarme tantos kilómetros supongo que ella también venía cansada y yo también lo noté, pude resistir el ataque y quedarme a rueda. Decidí quedarme atrás ya que en la última carrera le di un relevo y fue cuando me ataco. Sabía que ella quería llegar delante y no iba a dejar de pedalear.

AGB: Además, al inicio de la carrera tuviste, si no me equivoco, una caída y una avería. Imagino que pensaste, empezamos bien.

MG: Si. De hecho, llevaba el número 13 y las compañeras de equipo me decían: tenías que girar un número. Yo dije que no creía en esas cosas y no pasa nada. Luego lo llegue a pensar.

Primero con la caída que no me supuso una perdida muy grande, pero si me supuso un sobreesfuerzo. Luego cuando volví a contactar me dieron un golpe en el cambio y en estas carreras los coches se quedan bastante atrás y tuve que estar bastante tiempo esperando, me paso hasta la ambulancia. En ese momento mi mente había hecho un cambio y dije: ya se ha terminado, hasta donde llegue.

Eso sí, luego debió haber un parón delante y cogí al grupo de delante y ya me dije la carrera vuelve a empezar aquí.

AGB: Al inicio decía que era un día histórico para el ciclismo español. ¿Crees que tu segundo puesto puede suponer un antes y un después para las españolas en este tipo de carreras creer en que podemos pelear con las más grandes para ganar?

MG: Creo que sí. Hay que luchar por todo. Nunca había pensado que se me daría bien una carrera así, tampoco creo que se me de bien, pero es pensar: si no eres la más fuerte busca la manera para serlo. Creo que esa tiene que ser la mentalidad de todas, intentar estar ahí e intentar ganar todo lo que podamos. En España tenemos grandes ciclistas y solo falta un poco de empujón para que todo el mundo nos apoye.

AGB: En la primera clásica femenina de Navarra también fuiste segunda tras Van Vleuten, ¿Fue una sorpresa para ti?

MG: La verdad es que sí. Estabas en una situación en la que no sabes muy bien cual va a ser tu sitio porque al final llevaba mucho tiempo sin competir. Sabía que estaba en forma, pero las carreras son otro mundo y pueden pasar mil cosas. Además, no sabes la situación de las demás, su estado de forma y fue una grata sorpresa.

AGB: Una gran vuelta a la competición porque al día siguiente hiciste top 20 y en la Durango-Durango fuiste la mejor española finalizando 9º. ¿Cómo te has encontrado estos días? ¿Cuáles han sido las sensaciones?

MG: Después de ‘la paliza’ del primer día donde fue muchos kilómetros escapada dándolo todo, al día siguiente trabajé para Marta Bastianelli y creo que termine más cansada aún.

Luego tuve un día para recuperar y en la Durango también lo intenté desde lejos. No pudo ser, pero aguante en el grupo. Estoy muy contenta porque sumando los tres días el rendimiento ha sido muy notable.

AGB: Estos meses no han sido fáciles e imagino que arrancar con estos puesto te ha dado un plus de motivación.

MG: Sí, es una motivación para seguir poniéndome en forma. Ya está todo programado, tengo que ir a hacer concentración en altura que eso te da un plus y a ver como va. Ojalá pueda terminar así de bien.

AGB: Hace algunas semanas nos decías que tus grandes objetivos eran Giro Rosa y Tour de l’Ardéche. ¿Siguen siendo los mismos?

MG: En este caso, como en la temporada se ha apretado mucho, no voy a poder hacer las dos vueltas ya que van una detrás de otra. Si quiero hacer algo bien no puedo estar en todo. Está claro que el Giro es la gran vuelta y nos decantamos por ir allí, pero espero poder ir a Ardeche otro años. Si fuera posible podría hacer alguna etapa en Francia al principio, pero lo estamos mirando.

AGB: ¿Cómo ha sido este ‘nuevo ciclismo’? ¿Habéis notado muchas diferencias?

MG: Es muy raro porque estamos compitiendo, pero también estás pensando todo el rato en la mascarilla, no acercarse a la gente, no firmar autógrafos… Hay bastantes restricciones que es como tiene que ser porque si nosotras no nos protegemos puede ser un desastre. Ahora mismo infectarnos supondría perder, prácticamente, toda la temporada.

Puedes escuchar la entrevista del lunes 27 de julio del 2020 en YouTube:

Además, puedes escuchar nuestro programa del lunes 27 de julio («Mavi García (Alé BTC Ljubljana), Ane Santesteban (Ceratizit WNT) y Ainara Elbusto (Casa Dorada)» – 27/07/20 – P68T4) con la entrevista al completo.

También puedes escuchar la entrevista post-Strade Bianche del lunes 3 de agosto del 2020 en YouTube:

Además, puedes escuchar nuestro programa del lunes 3 de agosto («Mavi García, Carlos Verona, Sandra Alonso y Enara López» – 03/08/20 – P74T4) con la entrevista al completo.

Advertisements
Advertisements

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: