Advertisements

Llucmajor corona a los nuevos campeones de España Máster en línea

El municipio mallorquín de Llucmajor ha acogido hoy las pruebas en línea Máster de los Campeonatos de España repartiendo hasta 8 maillots ‘rojigualdos’.

La localidad mallorquina de Llucmajor, sede del Campeonato de España Junior y Máster 2020, ha celebrado hoy las pruebas en línea para las diferentes categorías máster masculinas, repartiendo un total de ocho maillots ‘rojigualdos’.

La jornada se iniciaba a las 9:00 horas con la cita para los Máster 50 y 60, que se enfrentaban a dos vueltas al circuito balear hasta completar 67,2 kilómetros. La carrera se rompería en torno al ecuador de la misma, cuando Juan Carlos Delicado, Santiago Molina, Manuel Moreno, Juan M. Toribio, Jordi Codony, Salvador Lozano e Iñigo Larrañaga saltaban del pelotón produciendo un corte que a la postre resultaría el definitivo para disputarse la victoria.

Intentó el pelotón sin éxito atrapar a un grupo de ciclistas que, con buen entendimiento, fueron aumentando poco a poco su ventaja hasta rondar el minuto y medio. La fuga se jugaría la victoria en un sprint en el que Juan Carlos Delicado (Máster 50A) se mostraría como el más fuerte, revalidando título. En el podio 50A le escoltarían Santiago Molina y Juan Toribio.

En Máster 50B la victoria sería para Jordi Codony, con Salvador Lozano y Javier Santamaría subiendo al podio como segundo y tercero. Por otro lado, el oro en Máster 60A se lo colgaría Iñigo Larrañaga, capaz de llegar en esa fuga de 7 ciclistas. El podio 60A lo completaban Álvaro Bou y Fco. Javier Meoqui. Luciano Mitxelena se vestiría de campeón de España en Máster 60B, con José Mezquita y Antonio Terrones como segundo y tercero.

Carrera Máster 40

Inmediatamente después daba comienzo la prueba para los Máster 40 (100,8 km.). En este caso la carrera resultaría marcada por la gran cabalgada en solitario que realizaría Arturo Muñoz, que saltaba de un pelotón hasta entonces compacto poco después de la primera vuelta. Muñoz llegaría a contar con una ventaja máxima de poco más de un minuto, mientras que por detrás se producían ataques infructuosos que no llevaban a conectar con él. No sería hasta pasada la última vuelta cuando un grupo de once corredores (Arquero, Bellorín, Moreno, Salmerón, Fortea, Gimeno, Gómez, Negrete, Patiño, Peris y Piñana) daba caza a Muñoz y lograba dejar al pelotón a unos 40″ a escasos 10 kilómetros de la meta.

Finalmente, el grupo se reduciría en dos unidades dado el fuerte ritmo final y serían Arquero, Bellorín, Moreno, Salmerón, Gimeno, Gómez, Negrete, Patiño, Piñana los que se jugarían la victoria al sprint.  Ahí volvió a brillar tal y como hiciera en la crono Francisco Javier Salmerón, que hacía valer su punta de velocidad para imponerse de forma clara en el sprint reducido y completar el doblete.

Carrera Máster 30

Ya por la tarde, con inicio a las 16:00 horas, arrancaba la prueba para los Máster 30, que en su caso debían realizar cuatro giros al circuito mallorquín hasta completar 130,4 kilómetros. No tardó demasiado en concebirse la primera fuga importante de la carrera, protagonizada en primera instancia desde el kilómetro diez por Juan Bello y José Pardo. Ambos rodarían en cabeza hasta pasada la primera vuelta cuando Pardo decidía aumentar el ritmo, sacando de punto a Bello y alcanzando casi los tres minutos de ventaja con respecto al pelotón. No tardaron en sucederse los movimientos por detrás ante las buenas piernas de Pardo, que pronto recibiría compañía.

La escapada en solitario de Pardo finalizaba sobre el kilómetro 83, cuando era alcanzado por un grupo que venía con fuerza formado por Estévez, Romero, Lloret, Mas y Villasevil. Pardo, no obsante, sería capaz de seguir el ritmo de un grupo que, justo antes de encarar la última vuelta, llegaba a manejar una renta de dos minutos con el pelotón. Un margen que parecía suficiente dado el poco entendimiento que mostraba el gran grupo. Poco después el pelotón tomó rápidamente un ritmo alto y limaba poco a poco segundos hasta reducir considerablemente la ventaja de los escapados. La carrera volvió a tomar un nuevo giro cuando en uno de los repechos del principio de la cuarta vuelta Mario Villasevil atacaba, abría hueco, ampliaba diferencias con el pelotón y conseguía llegar a la meta en solitario, inquietado eso sí por un magnífico Aurelien Hornuss, que conseguía llegar segundo, siendo subcampeón en Máster 30 B, solo por detrás de Villasevil. En el ajustado sprint del pelotón se imponía la velocidad de Pedro José López, bronce Máster 30B.

La medalla de oro en Máster 30A sería para el balear Joan Batle tras su buen sprint; le acompañarían en el podio el extremeño Javier Sánchez, plata, y Francisco Javier Torres, bronce.

Advertisements
Advertisements

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: