Advertisements

Declaraciones de los protagonistas – 15ª Etapa TDF 2020

Foto: Alex Broadway

Recogemos las declaraciones de los protagonistas en la etapa número 15 del Tour de Francia donde Nairo Quintana y Egan Bernal perdieron todas sus opciones de pelear por el amarillo debido al trabajo de Jumbo Visma.

Mikel Landa: «Me siento bastante cansado. La segunda semana entera resultó durísima y estresante. Por ejemplo, en el Grand Colombier salvé un día importantísimo. No tenía las mejores piernas, lo que significa casi una victoria al no ceder apenas con los favoritos con los que me encuentro en la pelea por el podio de París. Asumo que no soy el más fuerte del Tour. Sin embargo, vamos todos al límite. La tercera semana ofrecerá terreno para recortar más diferencias, así que debo permanecer centrado, aprovechar las oportunidades y luchar por una posición de honor. Cada día habrá una batalla y tengo que estar preparado para la acción. El Jumbo nos controla y nos machaca. Quizá fuera de la pelea entre Roglic y Pogacar se presente más abierta la carrera. Me tocará intentar sacar ventaja sobre los rivales antes de la contrarreloj, en las tres etapas alpinas. Después no quedará ningún margen de maniobra».

Enric Mas: «Un día del que salimos bastante contentos. Hace tres semanas o un mes estábamos en Dauphiné y no aguantábamos con el pelotón ni para los últimos 10 kilómetros, y aquí en el Tour poco a poco vamos escalando posiciones. Estamos octavos antes de este descanso, que vamos a disfrutar y aprovechar de verdad, y tenemos que seguir concentrados porque la semana que viene es muy, muy, muy dura. Hay dos corredores por encima del resto y los demás, unos días cedemos unos y otras veces, otros. Lo importante para la tercera semana es no tener un mal día y seguir mejorando poco a poco. Los rivales que tenemos por delante no son imbatibles, pero sí estamos fuertes, aunque ya hemos visto hoy que todo cambia de un momento para otro. Por lo demás, sigo impresionado con el nivel general de todo el pelotón. Se nota que el único gran objetivo para todos los equipos era este Tour, por disputarse antes de Giro y Vuelta y sin carreras importantes como las clásicas antes, y todo el mundo estaba a tope. Veremos cómo nos van las cosas en la tercera semana».

Alejandro Valverde: «Creo que podemos sacar un balance bueno del día de hoy. Cada día, como estáis viendo, llegamos más cerca de los mejores. Nos habría gustado disputar la etapa, pero yo en las rampas finales iba ya con calambres y Enric iba ‘justico’ como para poder pelear con los que han llegado delante, pero hay que estar contentos. Las fuerzas siguen muy igualadas -al margen de Roglic y Pogacar, que si no tienen un día malo serán muy difíciles de batir- y queda muchísimo Tour; no en días, obviamente, pero sí en dureza. Puede pasar de todo, como hemos visto hoy. Se han visto grandes desfallecimientos y en las próximas etapas puede ocurrir igual, con nosotros o con cualquier otro. Nosotros confiamos en Enric y seguimos empujando, cada vez con más ganas, para que pueda terminar lo más adelante posible. Hoy ha dado un pasito más. Yo en mi caso, si viene una etapita, pues bueno para mí y genial para el equipo, pero no estoy obsesionado con ello ni mucho menos».

Tadej Pogacar: «Al inicio de la etapa introdujimos a [Marco] Marcato en la escapada como movimiento estratégico. Sin embargo, Jumbo-Visma puso un ritmo alto todo el día [y la fuga fue anulada]. Esto provocó que la etapa fuera muy dura. En los últimos kilómetros estaba listo para esprintar. Estoy feliz de haber ganado de nuevo. Jumbo-Visma estaba decidido a romper la carrera hoy. Desde mi punto de vista, no tenía sentido atacar [en la subida final]. Supongo que Egan Bernal ha dejado de ser un rival para la general. Como he dicho, Jumbo-Visma marcó un ritmo altísimo hoy y algunos corredores lo pagaron. En este momento, Roglic parece imparable. Pero Bernal se hundió hoy, y quizá otro día seamos Primoz o yo quienes nos hundamos. Hay muchas oportunidades por delante.».

Primoz Roglic: «Obviamente, Tadej [Pogačar] está muy fuerte ahora mismo: está claro que tiene muy buenas piernas. Mi equipo hizo un gran trabajo hoy y yo tenía muchas ganas de ganar, pero Tadej estuvo un poco más fuerte que yo y me he quedado a las puertas de la victoria. ¡Chapeau para Tadej! No le hecho ningún regalo, aunque seamos buenos amigos. De todas maneras, ha sido una buena etapa para mí. No creo que la lucha por la general haya terminado todavía, ¡ojalá! Estamos en muy buena situación para ganar, pero aún queda mucho».

Benoît Cosnefroy: «Quería estar en la escapada hoy, pero no pude. Así, la etapa se convirtió para mí en un largo día de ‘grupetto’. De todas formas, estoy muy contento de mantener el maillot de puntos rojos. Me gustaría haber firmado una actuación distinta, pero mis piernas tenían ideas distintas».

Pierre Rolland: «Todo el mundo quería entrar en la escapada hoy, porque era víspera del día de descanso y había muchos puntos para la Montaña en juego. Además, había muchos equipos con diferentes estrategias planteadas. Por todo ello, ha habido mucha pelea y ha costado establecer la fuga. Una vez hecha, tampoco nos han concedido demasiada ventaja. De todas maneras, lo he dado todo hasta línea de meta. Esto es el Tour de Francia, y hay que darlo todo cada día. ¿El maillot a puntos rojos un objetivo? Todavía lamento haberlo pedido en 2013 por el valor doble de los puntos en los últimos puertos. Eso beneficia a los hombres de la general, y este año puede ocurrir algo parecido en el Col de la Loze. Pero, mientras las piernas me lo permitan, iré a por todas: es mi temperamento. Hoy he gastado muchísimo, me duelen mucho las piernas, así que me alegro de que mañana sea día de descanso. Todavía tengo ganas de Tour de Francia. El hecho de haberlo visto por la tele el año pasado, cuando llevaba 10 años consecutivos haciéndolo, me he hecho darme cuenta de lo grande que es esta carrera. Este año mi equipo ha recibido una invitación para estar presentes y queremos estar a la altura de ese honor».

Egan Bernal: «No me fue bien desde la primera subida, casi tuve que soltarme. Les dije a mis compañeros que estaba completamente vacío. Intenté luchar hasta el final e hice lo mejor que pude. Pero sabía que tendría que rendirme en la última subida. Ganar el Tour es imposible. Quiero descansar, valorar la situación y ya veremos».

Miguel Ángel López: «Estoy muy contento con esta etapa. Creo que fue bueno para mí, ya que pude estar con los mejores ciclistas y también seguir sus ataques al final. El equipo hizo un gran trabajo para mí durante el día. Teníamos un buen plan para esta etapa, no nos equivocamos y todo salió bastante bien de principio a fin. Al final todavía tenía a Harold Tejada a mi lado en la última subida y me brindó un gran apoyo. Pero también todos los demás chicos estuvieron increíbles hoy. La subida fue dura, pero me sentí bien e hice todo lo que pude hoy. Entonces, el 4° lugar hoy no está mal. Aún queda una tercera semana completa por delante y lo haremos día a día, trabajando juntos como un equipo. Mañana es un día de descanso y quiero aprovecharlo para descansar un poco y recuperarme después de estas dos semanas exigentes de dura carrera».

Advertisements
Advertisements

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: