Remco Evenepoel afirma haber perdido 5 kilogramos en su recuperación

Foto: Getty Images

El corredor belga confiesa que su objetivo ahora es ir más rápido en la montaña

Tras su accidente en el Giro de Lombardia que le dejó fuera de la competición durante todo lo que restaba de 2020, Remco Evenepoel ha estado recuperándose a conciencia con el objetivo claro de poder volver cuanto antes y en su mejor forma. Como ha comentado en el periódico belga Het Nieuwsblad, su plan era el de volver en el Tour Down Under, pero la cancelación de la temporada en Australia le ha impedido adelantar su regreso. «El plan era reanudar en Australia, pero desafortunadamente esas carreras han sido canceladas. Así que probablemente no será hasta febrero. ¿Quizás la Vuelta a Valencia? En realidad, no me importa mucho, pero mi apetito por correr es genial. El primer Gran Tour no es hasta mayo, por lo que todavía tenemos mucho tiempo. Primero, tengo que sudar el ‘óxido’ de mi cuerpo «, comentaba Remco.

Con año Olímpico a la vista, Remco Evenepoel no cierra la posibilidad de ir a Tokyo en busca de un metal, aunque como él comenta su principal objetivo es debutar en una gran vuelta y probarse. Este año en Deceuninck – Quick Step ya hizo debutar en el Giro de Italia a su compañero Joao Almeida. El portugués consiguió una meritoria cuarta plaza y vestir la maglia rosa durante más de una semana. Un listón bastante alto para un debutante que el propio Remco Evenepoel esperará mejorar.

Para ello ha trabajado a conciencia la pérdida de peso, algo bastante fundamental si realmente quiere optar a la victoria general de una gran vuelta.  “Ahora solo peso de 59 a 60 kg, por lo que apenas puedo comparar mis potencias y valores con los del año pasado, pero si pesas menos, tienes que impulsar menos vatios para ir lo más rápido que puedas. La masa muscular que perdí al principio ha vuelto, pero la grasa del bebé desapareció por completo. Cuando miro la parte superior de mi cuerpo, soy piel y huesos. Siempre presté atención a mi dieta. Sabía que cada kilogramo que ganaba era un kilo de más para llegar a la cima de nuevo. Ciertamente no es que tenga anorexia, pero es mi nuevo estilo de vida. Reconocí aún más la importancia de una dieta saludable ”, explicaba el belga.

Ahora solo le queda dejar atrás los pocos dolores que sigue teniendo en la cadera y superar sus miedos en los descensos. Aunque como él comenta parece no tener pese al duro golpe que se llevó. «El interior de mi pierna derecha todavía está un poco sensible cerca del hueso púbico, que tarda en sanar. Pero eso no me afecta cuando voy en bicicleta, solo cuando estoy sentado en una silla o algo así. Poco después de mi caída, estaba viendo el Tour en la cama y vi a Marc Hirschi descendiendo a toda velocidad. Si todavía estuviera asustado, habría mirado hacia otro lado«, terminaba.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: