Puerto de la Morcuera

Vertientes

Altitud Distancia Desnivel Pendiente media
1774 metros 9,84 kilómetros 677 metros 6,88%

Perfil

Altimetría Puerto de la Morcuera desde Miraflores de la Sierra

Localización

Se encuentra en la carretera madrileña M-611, a la altura de Miraflores de la Sierra, localidad desde donde empieza el Puerto de la Morcuera.

Especificaciones

Carretera totalmente nueva. Asfaltada en Otoño de 2020. No agarra, ni tampoco rebota la rueda en exceso. En cuanto a los coches no es muy habitual ver mucho tráfico en días laborales, como mucho uno o dos durante toda la ascensión, ya que para llegar a Rascafría existen mejores carreteras. En fin de semana el tráfico aumenta un poco más, pero no en exceso, en ningún momento te sientes incómodo con los coches o motos.

Descripción

El Puerto de la Morcuera es seguramente el más famoso, junto con el de Navacerrada, de la Sierra de Guadarrama (Madrid). Son muchas ocasiones en los que la Vuelta a España ha decidido que la carrera se pusiese patas arriba en este puerto de 1ª categoría. Y es que aunque no sea un coloso, este puerto se puede hacer muy duro y largo según los kilómetros que se lleven ya acumulados en las piernas.

Además, y aunque el Puerto de la Morcuera tenga una distancia de 9,6 kilómetros, antes de empezar con la ascensión como tal, la carretera hasta llegar a Miraflores de la Sierra va picando cada vez más. Lo que lo hace un poco más duro. Aún así, ya insistimos en que no es un puerto tan temible para ciclistas medianamente acostumbrados a escalar.

Sí comentarte que si es tu primer puerto que vas a subir, en vez de subir La Morcuera, te dirijas hacia el Puerto de Canencia (situado en la misma carretera M - 611), un puerto de 2ª categoría y bastante aconsejable si empiezas en esto de las escaladas.

Pero vamos a hablar del Puerto de la Morcuera desde Miraflores. Al inicio ronda el 3 y 4% en los primeros dos kilómetros. Se hacen muy amenos y ya desde bien abajo puedes ver el pico donde acabarás llegando. En el tercer kilómetro empieza ya a rondar el 6%, lo que aumenta la dureza de manera considerable. En este punto es importante encontrar el ritmo, ya que en los siguientes kilómetros el porcentaje rondará siempre entre el 7% y 7,5%.

Solamente el sexto kilómetro se pone al 9% , momento donde tocará sufrir y resistir porque una vez pasado ese kilómetro fatídico, y aunque sigamos rodando al 6%-7%, las piernas notarán mucho alivio. Para terminar, en el último kilómetro la fatiga puede notarse bastante, aunque afortunadamente los dos últimos kilómetros estás viendo a lo lejos el final del puerto, algo que a mí personalmente me anima bastante.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: