Simon Yates, muy crítico con la etapa del ‘Sterrato’

Simon Yates ha comenzado este Giro de Italia sin la chispa que se podía esperar después de verle tan fuerte en el Tour de los Alpes. El británico, que se encuentra actualmente a 56 segundos del líder Egan Bernal, no ha podido estar en ninguno de los cambios de ritmo que han hecho el resto de favoritos a la Corsa Rosa. Y es que como ha dicho Yates en la rueda de prensa, la climatología vivida en estos primeros días han sido cruciales.

«Creo que el principal desafío han sido las condiciones climatológicas de la carrera. Muchas de las etapas más duras han llegado con grandes cambios climáticos y eso ha afectado a muchos corredores de diferentes maneras. Pero creo que las diferencias son todavía bastante pequeñas. Todavía estoy a un minuto del líder, lo que creo que es bueno después de 10 etapas«, empezaba comentando Simon Yates.

El tiempo perdido hasta el momento no es algo que le preocupa en exceso a Simon Yates. El británico es consciente que aún queda mucho terreno para hacer daño, pero también sabe que debe tener muy en cuenta la contrarreloj de Milán donde él no parte como uno de los favoritos a rematar la maglia rosa en esa disciplina.

«Creo que quedan muchos días (para ganar el Giro). Las diferencias aún son bastante pequeñas, el top 10 está dentro de un minuto hasta ahora, pero eso puede cambiar en cualquier etapa ahora. Espero salir del día de descanso sintiéndome bien para poder intentar recuperar algo de tiempo. Sé que necesitaré un poco de ventaja antes de la contrarreloj si quiero ganar este Giro«, confesaba el corredor de BikeExchange.

Pero antes de los grandes días de montaña llega la tan temida etapa del sterrarto. Un terreno en el que Simon Yates no está muy cómodo y  que «no entiende que tengan lugar en una carrera de tres semanas«. Y es que Yates es consciente que es un terreno donde Evenepoel, Bernal y Vlasov son más favoritos que él, aunque el mayor temor pasa por una avería mecánica que le saque de la lucha por la general. 

«Preferiría no tener una etapa como esta en una gran vuelta, ese terrreno está bien para una carrera como Strade Bianche, pero en una carrera por etapas no creo que tenga lugar, hay demasiado riesgo involucrado. Incluso los corredores que son buenos en el sterrato y no le temen pueden sufrir un pinchazo o una caída y eso afectará a la general. Pero tenemos un buen equipo y no le tengo miedo a la etapa, solo espero pasar sin incidentes «, comentaba. 

Otro de los días que también tiene señalado en rojo es la subida al Zoncolan. Una ascensión que ya subió en 2018, aunque este año se suba por la otra vertiente, y donde sufrió la pegada de Chris Froome cuando él llevaba la maglia rosa.

«Muchas de las subidas hasta ahora han sido rápidas y la selección solo se ha hecho al final de las subidas. No hay ningún lugar donde esconderse en el Zoncolan. Fue una escalada muy dura en 2018. Este año hacemos el otro lado de la escalada. No conozco la escalada personalmente, pero seguro que será difícil «, terminaba de contar Simon Yates.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: