Evenepoel: «Mañana quiero tomarme la revancha y ganar la etapa»

Remco Evenepoel en el Tour de Bélgica

Gran actuación de Remco Evenepoel en el Tour de Bélgica. El corredor de Deceuninck – Quick Step vuelve a demostrar que a corazón y fuerza hay pocos corredores como él. El belga, que venía de abandonar el Giro de Italia en la 18ª etapa, reparecía este fin de semana en una semi – clásica donde trabajó para Mark Cavendish.

Este miércoles, en un recorrido que conoce muy bien, ha querido demostrar que su nivel tras la caída sigue siendo muy elevado. Por eso cuando ha podido ha lanzado un ataque al que solamente pudo seguir Ghys, Marchand y Victor Campenaerts, el otro gran favorito a llevarse la general aquí. Evenepoel gastó mucho tiempo tirando de este mini grupo y luego Robbe Ghys le ganaba al sprint. Aún así, y gracias a las bonificaciones de un sprint intermedio se coloca como nuevo líder de la carrera.

«Será otra gran batalla en las próximas etapas, pero mañana hay una contrarreloj, así que tengo una buena oportunidad de aumentar mi ventaja, al menos haré todo lo posible por ello. Me ha gustado esta carrera, el tiempo era perfecto para mí, era agradable y cálido, el recorrido era muy bonito, nervioso, técnico, muy duro porque no había ningún sitio para recuperar. La carrera fue muy dura y todo el mundo sufrió. Al final fue una pena que no ganara la etapa, pero en el coche me dijeron que corriera por la general y que dejara alejar a Campenaerts, cosa que conseguí tirando. Por supuesto que quería ganar, pero se veía que no soy el mejor velocista. De todos modos, mañana haré todo lo posible en la contrarreloj para tomarme la revancha y ganar la etapa y aumentar mi ventaja«, explicaba Remco en rueda de prensa.

Mañana en el Tour de Bélgica los corredores afrontan una contrarreloj de 11 kilómetros donde tanto Evenepoel, como su compatriota Victor Campenaerts, que sufría una avería mecánica en el tramo decisivo, parte como favoritos a alzarse con el triunfo de etapa.

Por su parte, Robbe Ghys, ganador de la etapa de este miércoles, se encuentra en shock tras conseguir, la que seguramente sea, su hazaña más épica de su carrera deportiva. «Fue muy duro. Cuando Remco volvió, sólo tenía una cosa que hacer: seguir su rueda y aguantar todo lo posible. A falta de dos kilómetros, confiaba en mi sprint, pero fue un momento difícil de pasar cuando él aceleró en la cima de la última subida. Sin embargo, he conseguido mantenerme a su rueda y ganar el sprint, ese era el plan», comentaba el ganador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: