La Selección Española de Ciclismo Adaptado cierra un inolvidable Mundial de Cascais con 13 medallas

Extraordinaria e histórica competición la que ha cuajado una expedición nacional que en la última jornada ha conseguido 4 medallas más: platas de García Abella y Garrote y bronces de García-Marquina y Reinoso.

La Selección Española se ha despedido hoy de un histórico Mundial de Paraciclismo de Cascais 2021 en el que se han conseguido por parte de los pupilos de Félix García Casas 13 medallas, con tres oros, ocho platas y dos bronces. La jornada final ha dejado como colofón final las platas de Gonzalo García Abella en MT1 y Sergio Garrote en MH2, y los bronces de Joan Reinoso en MT2 y Luis Miguel García-Marquina en MH3.

Salía convencido Garrote como siempre a un duelo revivido en muchas ocasiones ante el italiano Mazzone, su máximo rival por el arcoíris. Ya en los primeros metros nada más darse la salida ambos confirmaron son condición y abrieron unos metros de diferencia con sus perseguidores. Garrote se mantuvo en cabeza tirando con valentía durante la primera vuelta y media, pero el italiano, más fuerte hoy, lograba poco después distanciarse en unos metros que a la postre serían definitivos para ir abriendo cada vez más diferencia.  El del Club Ciclista Sant Boi no obstante realizaba un sensacional giro final, llegando muy cerca del italiano, finalizando contento, pero inconformista: «Las tres medallas de plata son muy buenas, pero siempre queremos el oro. El balance positivo y siempre saco conclusiones para mejorar».

La carrera MH3 resultaría la más bonita de la jornada, con múltiples alternativas y un sobresaliente nivel de Luis Miguel García-Marquina, siempre con el grupo cabecero. Mediada la prueba se conformaba el grupo de seis handbikes que se iba a disputar las medallas, con García-Marquina siempre atento e intentando en varias ocasiones marcharse en solitario. Por detrás viajaba en un grupo de las mismas unidades un gran Israel Rider, octavo clasificado finalmente. Abocados al sprint, García-Marquina se lanzaba en primer lugar y lideraba hasta que a falta de pocos metros para la línea de meta era rebasado por dos rivales para obtener una meritoria medalla de bronce. «Me voy muy satisfecho, muy contento, porque el trabajo que he hecho ha sido bueno; solo me ha faltado un poco», esgrimía el de Tarancón.

Joan Reinoso saltaba decidido en la carrera MT1 a obtener un nuevo maillot arcoíris. El balear, valiente durante toda la prueba, intentaba zafarse de sus rivales sin éxito en los primeros compases, pero la carrera se vería abocada a un sprint entre seis candidatos a las medallas. Un toque en una de las curvas finales haría perder posiciones a un Reinoso que tiró de casta para remontar y establecerse finalmente en la tercera posición. «Estoy satisfecho con el Mundial que he hecho. No queda otra que seguir entrenando», señalaba Reinoso.

Gonzalo García Abella por su parte volvía a mostrar un excelente nivel para obtener una nueva medalla de plata por detrás del italiano Farroni, inalcanzable desde la primera recta para sus rivales. El madrileño sumaba así su segunda presea de plata de la competición. «Me voy contento con las dos medallas de plata. A ver si algún día conseguimos el sueño perseguido», finalizaba por su parte el madrileño.

De este modo la Selección Española se marcha de la ciudad portuguesa con un botín de 13 medallas y unas sensaciones inmejorables de cara a Tokio 2021.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: