Pogacar: «El ritmo de Vingegaard era demasiado alto para mí»

Tadej Pogacar ha vivido el que de momento ha sido su peor día en el Tour de Francia. Sin haber cedido tiempo con sus rivales, el esloveno se encontró en dificultades en la última subida del Mont Ventoux cuando Vingegaard cambió de ritmo.

«El ritmo fue muy alto durante la segunda subida al Mont Ventoux. En los kilómetros finales, Jonas Vingegaard atacó y simplemente no pude seguirle. Su ritmo era demasiado alto para mí y exploté un poco. Sabía que tenía que mantenerme tranquilo y encontrar mi propio ritmo. Estábamos cerca de la cima cuando me descolgó, y sabía que el descenso era un buen terreno para atraparle. Uní fuerzas con Rigoberto Urán y Richard Carapaz para salvar los muebles de todos. Después de todo, ha sido un buen día

Ya sabíamos, por lo que habíamos visto este año, que Jonas Vingegaard puede ser uno de los mejores escaladores de esta década. No estoy sorprendido de lo que ha hecho hoy: es un corredorazo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: