Romain Bardet se reencuentra con el triunfo y es nuevo líder en Burgos

El ciclista francés Romain Bardet (Dsm) se ha enfundado el maillot morado de líder de la 43ª edición de la Vuelta a Burgos tras conseguir la victoria en la tercera etapa, una exigente jornada de 173 kilómetros de recorrido con salida en Busto de Bureba y llegada a Espinosa de los Monteros, con la cima del alto de Picón Blanco a 17 kilómetros del final.

Con un tiempo de 4 horas, 14 minutos y 13 segundos, Bardet se impuso en solitario en la llegada a Espinosa de los Monteros por delante del italiano Domenico Pozzovivo (Qhubeka-NextHash) y del español Mikel Landa (Bahrain-Victorious), segundo y tercero respectivamente.

En el kilómetro 10, se formó una fuga con un grupo formado por Johan Jacobs (Movistar), Daniel Oss (Bora-Hansgrohe), Nico Denz (Dsm), Matis Louvel (Arkéa-Samsic), Julen Amezqueta (Caja Rural-Seguros RGA) y Joan Bou (Euskaltel-Euskadi) que no consiguió una ventaja clara y fue absorbido antes de la subida al primer puerto.

Coronaron el Alto de Barcina en primer lugar Oier Lazkano (Caja Rural-Seguros RGA), seguido de Bou, Óscar Cabedo (Burgos-BH) y Guy Niv (Israel), los mismos cuatro que coronaron más adelante el Alto de Cerceda con una diferencia superior a los 7 minutos aunque el pelotón trabajó bien para evitar que la fuga consiguiera más ventaja.

Lazkano lo intentó en el kilómetro 121, sumando más puntos para la montaña al pasar primero en el Alto de Retuerta y conseguir ligeras ventajas con sus compañeros de fuga, imponiendo un ritmo tan alto que Niv no pudo seguirlo y fue absorbido por el pelotón en el kilómetro 143.

De nuevo los tres de cabeza se agruparon pero el pelotón ya estaba tan cerca que comenzaron los primeros ataques con Bardet saliendo del grupo mientras que Bernal tiraba del pelotón ya sin opciones en la general.

Justo antes de coronar Picón Blanco, los fugados fueron cazados y se puso a dominar el francés que lo hizo hasta lo que restaba de carrera, y por detrás Mikel Nieve (BikeExchange) y Geoffrey Bouchard (Ag2r-Citroën) que habían probado suerte.

También Mikel Landa (Bahrain-Victorious) y Domenico Pozzonovo (Qhubeka-NextHash), aprovechando el conocimiento del vitoriano en este terreno se unieron a Nieve y Bouchard en la bajada, donde éste último sufrió una caída que le quitó todas las opciones de victoria.

También se cayó Bardet pero no fue suficiente para recortar ventajas y sacó más de medio minuto en la bajada consiguiendo así una nueva victoria de su carrera deportiva.

El español Marcos Serrano (Movistar), que se enfundó el maillot morado de líder tras concluir décimo en la segunda etapa, terminó cediendo el liderato tras descolgarse del grupo de favoritos en las primeras rampas de la ascensión.

La Vuelta a Burgos continuará este viernes con la disputa de su cuarta y penúltima etapa, de 149 kilómetros con salida en Roa y llegada a Aranda de Duero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: