Doble compromiso para el Eolo – Kometa

Llega el turno de las clásicas y semiclásicas que se disputan durante los meses de septiembre y octubre en Italia, un interesante ciclo de pruebas de un día que se suceden antes y después de los Campeonatos del Mundo y que conforman un interesante momento competitivo del calendario europeo e internacional. El EOLO-KOMETA Cycling Team afronta la que será la recta final de su temporada con fuerzas renovadas tras un primer año en la categoría ProTeam en el que no se ha dejado de progresar y en el que, siempre con la máxima entrega, han ido llegando grandes resultados, sin faltar las victorias. Un guarismo muy interesante que deja este primer año es que tanto Alpecin-Fenix como el EOLO-KOMETA Cycling Team son las únicas estructuras de categoría ProTeam que han logrado victoria en una gran vuelta por etapas, sobre tres semanas.

Las dos pruebas que conforman el Giro della Toscana impulsado por la Unione Ciclistica Pecciolese, bajo la fórmula de la Challenge, serán las primeras carreras de este ciclo, para el que el cuerpo técnico ha convocado a once corredores. El miércoles 15, en Pontedera, con el Giro della Toscana. Al día siguiente, jueves 16, con la Coppa Sabatini de Peccioli. Dos pruebas con recorridos interesantes y terreno para vivir pruebas muy exigentes.

Heredero directo de la carrera que nació en 1913 y se organizó hasta 2014, el actual Giro della Toscana renació en 2016 con bríos renovados. Con salida y llegada en Pontedera, la carrera se celebra sobre 191,5 kilómetros que se desarrollan sobre dos circuitos: un recorrido inicial de 81,3 kilómetros donde se afronta en dos ocasiones la ascensión a Lajatico y otro final de 55,4 km, al que hay completar dos vueltas y que mediado el mismo presenta el ascenso al Monte Serra. El Giro della Toscana supondrá el inicio del nuevo ciclo competitivo Lorenzo Fortunato. Francesco Gavazzi volverá a ser el capitano de ruta de una formación que completan el británico Marc Christian, el húngaro Erik Fetter y los italianos Davide Bais, Edward Ravasi y Luca Wackermann.

Con salida y llegada en Peccioli, la Coppa Sabatini-Gran Premio Città di Peccioli se disputa sobre 210 kilómetros. Tres momentos sustentan el recorrido total, siempre con la población de la provincia de Pisa como eje. Un primer recorrido de 47,8 kilómetros donde habrá que gestionar las subidas a Montefoscoli, Terricciola, Lajatico y Peccioli; otro de 25,2 al que dar cinco vueltas, con Montefoscoli, Terricciola y Peccioli; y un bucle final, 12,2 km que se recorrerán dos veces, con la subida Peccioli. El último kilómetro es en pendiente. De cara a esta prueba se producirá el estreno como stagiaire del español Vicente Hernaiz. En el equipo también entran Vincenzo Albanese, Mattia Frapporti y Samuele Rivi. Los cuatro relevan a Bais, Fetter, Fortunato y Ravasi.  Gavazzi vuelve a una prueba en la que ya fue tercero en 2017.

“Me encuentro muy bien”, sonríe Lorenzo Fortunato. “He estado casi cuatro semanas trabajando en altitud, en Livigno. He trabajado muy duro y en buenas condiciones. Me siento fuerte y no veo el momento de volver a competir de nuevo. Encaro este momento de la temporada con ganas. Quiero confirmar que lo que se ha hecho en la primera parte de la temporada no ha sido una casualidad. El Giro de Lombardía está en el horizonte y quiero estar más fuerte que nunca en esta carrera”.

Ilusión absoluta en el español Vicente Hernaiz, castellano-leonés de Valladolid. “Es un momento muy especial. Al final también en un pasito más en el trabajo para alcanzar el sueño de llegar al profesionalismo. Nunca he tenido una oportunidad como ésta y por supuesto quiero cumplir con las expectativas. Me gusta prepararme las carreras a conciencia, estudiarlas; si se quiere ser ciclista profesional hay que trabajar como un profesional. Si normalmente lo hago algún día antes no voy a negar que ahora hice los deberes con más antelación. Hay alguna carretera que he tenido la oportunidad de recorrer en el Giro sub23 de este año. Voy con todas las ganas del mundo, a hacerlo lo mejor posible, a ayudar a mis compañeros y a hacer todo lo que me manden. Ojalá, estaría encantado, haciéndole el final a Albanese para una victoria, echándole una mano para que pueda encarar el final en las mejores condiciones. No se puede saber qué tal se dará, la competición es así, pero las ganas son máximas”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: