Anuncios

Ciao Pirata, Ciao

Anuncios

 

"Algo se quebró dentro de él y nunca se recuperó"

Leyenda del ciclismo, hijo de la montaña, héroe caído… Marco Pantani era todo esto y más. Original de Cesena(Italia) a los 12 años despuntaba en las carreras de su localidad. Su amigo de la infancia, Andrea Agostini le definía así: “Él ya sabía cómo escalar las grandes montañas de Rimini. Simplemente era el mejor”. Una perla como era el pirata no iba a pasar desapercibido para los grandes equipos del momento. El equipo Carrera se hizo en 1992 con sus servicios. Dos años más tarde después de fichar por Carrera realizó un espectacular Tour de Francia, quedando en una tercera posición más que meritoria. Había nacido una leyenda.

Parecía que el viento le soplaba siempre de cara hasta que en una Milán-Turín tras un choque frontal con un coche de la organización se fracturó la tibia por dos sitios distintos. Parecía que no se iba a recuperar de esta lesión y que no íbamos a disfrutar del pirata nunca más. Pero una lesión no iba a poder con él. Su reaparición en 1997 fue espectacular. Volvió con mas fuerzas que nunca, pero no con las suficientes para plantarle cara a un Jan Ullrich que se proclamó vencedor del Tour de Francia. La Grande Boucle tenía que esperar.

1998 sería el año de su consagración, primero con un Giro de Italia donde no dejó oportunidad ninguna a sus rivales de alzarse con la maglia rosa, y después con una exhibición en la subida del famoso Galibier. Ese día Jan Ullrich cedió el maillot amarillo y la dinastía ciclista a Marco Pantani. Desgraciadamente la leyenda del pirata duraría muy poco… Un año más tarde en el mismo lugar donde el pirata hizo historia, la moneda caería cruz. En el Giro de Italia de 1999 Marco Pantani fue descalificado por dopaje. La caída del pirata estaba más cerca.

Algo se quebró dentro de él y nunca se recuperó

Andrea Agostini explica cómo afectó esto a Marco. “Marco pudo recuperarse de grandes golpes en su vida, pero no haberse recuperado de este último, fue terrible para él. Tuvo muchas lesiones en su vida y siempre fue fuerte para salir de ellas, pero no para este tipo de heridas.

No volvió a disputar ninguna carrera más. Nunca pudo luchar contra su última caída que fue la que le mató. El 14 de febrero de 2004 le encontraron muerto en la habitación de un hotel en Rímini.El informe oficial de la autopsia a Pantani estableció que éste murió por una sobredosis de cocaína. Nunca se supo con certeza si fue un homicidio ó fue el propio Marco quién inhaló tales sustancias. Hoy en día el caso sigue abierto.

Pese a este trágico episodio, la leyenda del pirata vive y así lo atestiguan las carreteras que aún le rinden homenaje . Ciao pirata, ciao.

Anuncios
Anuncios
About Alejandro Rodrigo Rodríguez (881 Articles)

Creador y director de demarrajeweb.com /

Estudiante de cuarto curso de Periodismo y Comunicación Audiovisual /

Community Manager /

Amante del ciclismo /

2 Comments on Ciao Pirata, Ciao

  1. luis etxeberris // 1 mayo, 2016 en 10:00 pm // Responder

    La cocaína no se inhala, se esnifa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: