Julian Alaphilippe: «Ataqué de lejos, así es como se obtienen los triunfos más bellos»

Julian Alaphilippe sigue con su idilio en el Tour de Francia. Y es que con este nuevo maillot amarillo conseguido por el francés, Alaphilippe habrá vestido el maillot de líder del Tour por tercer año consecutivo, después de haberlo llevado 14 días en 2019, 3 días en 2020 y de momento un día en 2021, en total 18 días.

Y es que esta etapa inaugural estaba marcada en rojo por el campeón del mundo. Con un final explosivo, y muy conveniente para las piernas del francés, Julian Alaphilippe sabía dónde tenía que atacar y cómo tenía que colocarle su equipo. Con las órdenes muy claras, Deceuninck – Quick Step, tras la segunda caída masiva del día, los hombres de Patrick Lefevere entraron en cabeza por las estrechas calles de Landerneau. Preparando así el fulminante ataque de Alaphilippe a 2,2 kilómetros de meta.

«Esta victoria es una gran satisfacción y el resultado de un gran trabajo de equipo. En la reunión previa a la etapa he transmitido al equipo que quería correr como si no hubiera etapa mañana y darlo todo en la última subida. Mis compañeros han creído en mí y han rodado a bloque prácticamente todo el día. Aceleramos al pie de subida final con el objetivo de hacer daño a los ciclistas más rápidos, y lo conseguimos. Cuando mi compañero Devenyns se abrió, arranqué, abrí hueco y, viendo que todo el mundo iba en su límite, seguí hasta meta. Ataqué muy de lejos, pero es así como se obtienen los triunfos más bellos. Espero que la gente haya disfrutado con mi victoria, tanto desde la cuneta como por televisión, y agradezco a los aficionados cuánto me apoyan y animan. Mañana hay otra etapa bonita en la que trataré de no perder el maillot amarillo. Pero aun así casi diría que mi Tour de Francia ya ha sido un éxito«, comentaba en rueda de prensa el campeón del mundo.

Mathieu Van Der Poel: «Alaphilippe ha sido el más fuerte»

Por su parte, Mathieu Van Der Poel, otro de los favoritos a ganar en el día de hoy, no tuvo un gran día. Ya en el principio estaba incómodo y tuvo que cambiarse de zapatillas, para más tarde entrar muy mal colocado en el final. Una posición que le costó mucho recuperar y en la que gastó unas fuerzas que luego le faltaron.

«Todo el mundo ha visto que Alaphilippe ha sido el más fuerte, sin duda. Yo he hecho todo lo que he podido hoy, pero no tenía más en las piernas. Mañana disponemos de otra oportunidad. Trataré de batir a Alaphilippe, pero visto lo visto es el favorito absoluto. Ha sido placer lucir este maillot tan especial«

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: