VÍDEO | Van Der Poel, entre lagrimas: «Qué orgulloso estaría mi abuelo si estuviese aquí»

Mathieu Van Der Poel sigue deslumbrando al mundo. El holandés de Alpecin – Fénix no ha dejado pasar la oportunidad en esta segunda etapa del Tour de Francia, donde, con una exhibición descomunal, ha conseguido no solo vencer, si no además colocarse como nuevo líder de la Grande Boucle.

Un liderato que ha ido forjándolo con mucha cabeza. Van Der Poel sabía que no solo le valdría con ganar la etapa en el Mur de Bretagne y coger los 10 segundos de bonificación de meta, si no que además necesitaría alguna bonificación más si quería recuperar los 18 segundos que tenía perdidos respecto a Julian Alaphilippe. Por eso, y cuando todo el mundo estaba esperando la última subida al Mur de Bretagne, el astro holandés atacaba a 16 segundos de meta con el objetivo de ganar los 8 segundos de bonificación de la primera subida al Mur.

Un riesgo que podía poner en peligro su condición para la ascensión final, pero que ha querido asumir en busca de conseguir la machada en homenaje a su abuelo Raymond Poulidor, fallecido en 2019. Un Poulidor que, pese a subir 7 veces al podio del Tour, nunca pudo vestir el maillot amarillo de líder que este domingo sí puede disfrutar Van Der Poel.

«Sobre todo, es la manera en que lo he conseguido. Rematar la faena así es increíble; ¡imposible de planear! Lo di todo ya en la primera subida, porque ésta era mi última ocasión para conseguir el maillot amarillo en este Tour de Francia y para ello necesitaba la bonificación que había en la cima. En la segunda, cuando lancé mi ataque a 800 metros de meta, nadie me siguió y decidí continuar mi esfuerzo. Los últimos 500 metros fueron durísimos para mí, pero sabía que tenía que darlo todo si quería ganar. No me enteré de que había conseguido el maillot amarillo hasta cinco minutos después de la meta. Me he sentido mucho mejor hoy que ayer; tal vez porque ayer acusé un poco la presión. Es una lástima que mi abuelo [Raymond Poulidor] no esté aquí con nosotros… Imagínate que estuviera aquí, ¡qué orgulloso se hubiera sentido! Lo he hablado varias veces con mi madre…», explicaba el nuevo líder del Tour de Francia visiblemente emocionado.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: