Miguel Ángel López vence en el Gamoniteiru

Nueva jornada decisiva para el devenir de la Vuelta a España. Después de la histórica etapa del miércoles con final en los Lagos de Covadonga, donde Primoz Roglic dejó más que encarrilada su tercer triunfo consecutivo en la ronda española, este jueves, con más de 4500 metros de desnivel y final en el inédito Alto de Gamoniteiru, había que ver cómo la fatiga y los esfuerzos de la jornada anterior iban a pasar factura en el pelotón.

Un cansancio que no se notó demasiado entre los hombres de la general que en el Alto del Gamoniteiru tuvieron una durísima batalla en la que Miguel Ángel López consiguió un triunfo de mucha importancia para el equipo, y para afianzar una plaza en el podio. Primoz Roglic, segundo en el día de hoy, y cediendo tan solo 17 segundos, encarrila su tercera Vuelta a España.

Fuga de mucha calidad

Y es que tras el desgaste de los favoritos en el día de ayer, los corredores que no han venido a luchar por la general en esta Vuelta a España pensaron que hoy, con una escapada numerosa, podían encontrar el beneplácito del pelotón. Por eso y nada más empezar la jornada, y tras varios ataques, se pudo formar una fuga de mucha calidad con nombres como los de Michael Storer, Fabio Aru, Gorka Izagirre, Vansevenant, Imanol Erviti,Majka, Bambrilla o Jesús Herrada, entre otros.

Una escapada representada por todos los equipos excepto por Bahrain – Victorious que, por estrategia o despiste, no filtró a nadie en esta fuga y estuvo obligado a tirar al frente del pelotón al inicio de la jornada y controlando que la diferencia no se marchase a más de 6 minutos de diferencia. Tiempo que no fue suficiente para los escapados que con el encadenado final de Cobertoria – Cordal – Gamoniteiru acabaría siendo neutralizados por la serpiente de colores.

Michael Storer en busca de la tercera victoria y el maillot de la montaña

Sin duda Michael Storer ha sido una de las revelaciones y hombres más importantes de esta Vuelta a España. El australiano, que afrontaba esta 18ª etapa de la Vuelta a España ya con dos triunfos en su bolsillo, se filtró en la fuga en busca del doble objetivo de victoria y puntos de la montaña.

Con este objetivo en mente, a 60 kilómetros de meta, el corredor de DSM lanzaba un ataque al que ningún compañero de fuga pudo llegar. Solamente el jovencísimo Pelayo Sánchez amagó con enganchar la rueda del australiano, pero sin mucho éxito. Y así con este ataque en solitario Storer fue coronando los puertos de Cobertoria y el Cordal en primera posición y colocándose como nuevo líder de la montaña, que en esos momento lideraba su compañero de equipo Romain Bardet.

El Gamoniteiru dicta sentencia

La dureza de la inédita subida al Alto del Gamoniteiru, con rampas de hasta el 17% y una pendiente media del 9,8%, sumado a la fatiga acumulada de todos estos días, seria la mezcla perfecta para ver una gran batalla en la lucha por la general.

Movistar y Bahrain Victorious empezaron a imponer en el inicio de la ascensión un ritmo muy elevado en busca de ir haciendo daño a sus rivales. Movimiento que por otro lado permitía al pelotón acercarse a Michael Storer.

El primero en intentarlo sería David De La Cruz. El español de UAE Team, que no era un peligro para los de la general, atacó desde abajo en busca de la victoria de etapa. Poco a poco, y su ritmo, fue reduciendo la ventaja con Storer hasta poder neutralizarlo a 7 kilómetros de meta.

Por detrás, Bahrain Victorious cedió el mando del pelotón a Intermarche Wanty. El equipo belga, con Louis Mentjes a 22 segundos de David De La Cruz de la general, quería defender su 10º puesto en la general. Un movimiento que dejó la diferencia entre el español y el grupo de favoritos en unos 40 segundos.

No sería hasta falta de 4,5 kilómetros de la meta cuando Egan Bernal lo probó con un ataque que seleccionó totalmente al grupo de favoritos. Y es que a la rueda de Bernal solo podría seguirle Primoz Roglic, Sepp Kuss, Enric Mas y Miguel Ángel López. Un quinteto que rodaría agrupado unos metros hasta que Miguel Ángel López decidió volver a cambiar de ritmo, para esta vez, marcharse en solitario y llegar a la altura de David De La Cruz a 3 kilómetros de meta.

Con esta situación de carrera Primoz Roglic se mantuvo muy tranquilo. López, a 3’11» del liderato, no supondría una amenaza para el esloveno que aún así mandó a Sepp Kuss controlar las diferencias y que no se alejase más allá de los 30 segundos. Pero viendo que el trabajo de su compañero de equipo no era suficiente, Primoz Roglic decidió salir en primera persona con un cambio de ritmo al que solamente Enric Mas y Egan Bernal consiguieron aguantar.

El último kilómetro y medio fue un toma y daca entre Roglic y Bernal y con un Enric Mas de secante a la espera de que su compañero de equipo Miguel Ángel López pudiese aguantar los 25 segundos de diferencia que tenía en el último kilómetro y que fue capaz de aguantar para acabar ganando en una llegada inédita, y que seguramente entre en los anales de la Vuelta a España.

La segunda plaza fue para Primoz Roglic que, a 17 segundos de Miguel Ángel López en el día de hoy, mantiene el liderato y deja vista para sentencia su tercera Vuelta a España. Por otro lado, los corredores de Movistar Team dan un paso muy importante de cara a afianzar la segunda y tercera plaza en esta Vuelta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: